SAE LAMENTA EL FALLECIMIENTO DE OTRAS DOS TÉCNICOS EN CUIDADOS DE ENFERMERÍA POR COVID-19

Comparte en redes sociales

Desde el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE)lamentan el fallecimiento de dos nuevas compañeras Técnicos en Cuidados de Enfermería por Covid-19, una en el Hospital Fuente Bermeja, de Burgos, y otra en el Hospital Punta Europa, de Algeciras; siendo ya en total siete los profesionales de nuestro colectivo, que pierden la vida por este virus.

Así se indica en un comunicado enviado a Digital Extremadura, rn rl que se abunda en el asunto expresando que » Los TCE somos quienes más cerca estamos del paciente pues entre nuestras múltiples funciones se encuentran, por ejemplo, la realización de la higiene, los cambios posturales, la toma de constantes vitales o la administración de medicación oral, rectal y tópica, además de la nutrición enteral y nasogástrica. Esta cercanía, sin la protección adecuada, nos expone a un alto riesgo de contagio. Por ello, desde SAE seguiremos exigiendo recursos materiales y humanos adecuados para garantizar la seguridad de todos los profesionales sanitarios que están en primera línea de actuación; sin las herramientas idóneas es muy difícil evitar contagios y su propagación, pero, además, exigimos la realización de la prueba PCR a todos los profesionales, hayan estado o no en contacto con pacientes positivos, pues es la única manera de poder atajar de forma contundente y eficaz la propagación.»

El número de profesionales sanitarios contagiados por Covid-19 en nuestro país asciende a más de 37.900, según cifras oficiales, y, tras seis semanas de crisis sanitaria, las reivindicaciones de SAE continúan siendo las mismas, » lo que evidencia que los gestores sanitarios no están gestionando los recursos materiales con la seriedad y eficacia que la emergencia que vive el país precisa y ello ha contribuido a la expansión del virus, tanto entre los propios profesionales como fuera del ámbito asistencial.», se señala en el nota de SAE.

“Desde SAE queremos hacer llegar nuestro más sentido pésame a las familias que están perdiendo a sus seres queridos y compartir con ellas la tristeza que existe en cada una de estas despedidas que, si ya de por sí son duras, la imposibilidad de poder contar con el apoyo y el abrazo reconfortante de amigos y familiares las hacen aún más difíciles. Esta desgarradora situación que está viviendo el país es inhumana para todos, pero quizás un poco más para los profesionales que diariamente están haciendo todo lo posible por salvar vidas mientras ven como compañeros suyos se suman también al número de víctimas, que sigue sin decrecer al ritmo que todos desearíamos”, explica Isabel Lozano, Secretaria de Comunicación de SAE.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta