Simulacro en la central de Almaraz sobre la pérdida de capacidad de refrigeración de un reactor

Comparte en redes sociales

 La central nuclear de Almaraz ha realizado un simulacro sobre la pérdida de suministro eléctrico, la falta de capacidad de refrigeración de uno de sus dos reactores, lo que ha conllevado a la evacuación de la población cercana al enclave en un radio de cinco kilómetros y la declaración de emergencia general, según ha informado el Consejo de Seguridad Nuclear.

Se trata del preceptivo ejercicio de simulacro anual en la central nuclear que en este caso ha consistido en un suceso de nivel 4 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES, por sus siglas en inglés) que supone un accidente con consecuencias de alcance local.

El simulacro se ha realizado conforme a los requisitos del Plan de Emergencia Interior y ha contado con la participación de la Organización de Respuesta ante Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), tanto desde la Sala de Emergencias (SALEM) como desde el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) de Cáceres.

El regulador siguió la instalación y las actuaciones del titular para recuperar las condiciones de seguridad para la adopción de medidas de protección radiológica.

Según ha informado el CSN, el ejercicio ha comenzado a las 10.17 horas, cuando se ha simulado una prealerta de emergencia a consecuencia de la pérdida de suministro eléctrico exterior de la central. Además, la central ha perdido la capacidad de refrigerar el reactor de la unidad I, que ha llevado a la declaración de emergencia general.

Por su parte, el organismo regulador ha recomendado al Centro de Coordinación de Operativa (CECOP) de Cáceres medidas preventivas como el control de accesos a la instalación y la activación de las Estaciones de Control y Descontaminación (ECD) de Plasencia y Navalmoral de la Mata.

Además se ha evacuado a las poblaciones ubicadas en la zona 1-A (radio de 3 kilómetros respecto de la central) y 1-B (radio de los 5 kms) y se ha repartido, pero sin ingerir, la profilaxis radiológica a sus habitantes y, en el resto de la zona 1 (entorno de los 10 kilómetros de la central nuclear), se ha llevado a cabo el confinamiento de la población y el reparto, pero no ingesta, de profilaxis radiológica.

Durante el simulacro, el CSN ha mantenido activos a todos los grupos operativos, tal y como requiere el modo 2 de su Organización de Respuesta ante Emergencias (ORE).


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.