No más un tren de la vergüenza y sí un tren digno ...