Tu casa, ¿Cómo protegerla?

Comparte en redes sociales

Desde los populares cerrojos, pasando por las puertas blindadas, hasta llegar a los timbres inteligentes de Amazon, que la compañía estadounidense ha hecho saltar a la fama recientemente. Todas ellas pretenden ser medidas no solo de protección, sino de inhibición de hurtos y robos.

Los robos en los domicilios españoles

El miedo a los hurtos en nuestra vivienda es un temor habitual en nuestra sociedad, sobre todo, desde que la población de las urbes ha aumentado. Según los datos facilitados por el Ministerio del Interior sobre la criminalidad en nuestro país, en 2016, los robos con fuerza en domicilios han ido sufriendo un ligero descenso en los últimos años.

El pico más elevado se produjo en 2013, cuando se llevaron a cabo un total de 127.444 casos de robos de este tipo. A partir de ese año, las cifras comenzaron a descender llegando en 2016 a los 112.925 robos. Sin embargo, esta disminución no ha llegado todavía a los datos relativos a años pasados. En el 2011, por ejemplo, los robos en viviendas contabilizados fueron de 100.780 y, todavía más bajos fueron en 2009, cuando las cifras fueron descendieron de los 100.000 robos, hasta llegar a los 97.834.

Los sistemas anti-robo

Al mismo tiempo, los métodos para evitar que este tipo de actos delictivos se produzcan han ido reinventándose. Cada vez son más eficaces y, sobre todo, más discretos. Ha aumentado también el control que el propietario puede tener sobre ellos, adaptándolos a sus necesidades, como ocurre con los timbres inteligentes. Algunos de estos sistemas de seguridad más habituales son:

La puerta blindada: incorporan una o dos planchas de acero en su interior, de manera que las posibilidades de echarla abajo son muy limitadas. Dichas placas están franqueadas por un marco y una hoja, generalmente de madera, que inspira robustez y sensación de protección: tanto para la persona que habita la vivienda como para los posibles ladrones. Aunque este tipo de puertas son un producto que existe desde hace décadas, su uso sigue siendo muy frecuente por la seguridad que inspiran.

Las cámaras de vigilancia: tanto en negocios como en algunas casas, las cámaras de seguridad no solo permiten ahuyentar a los posibles ladrones (ya que a menudo se acompañan de un cartel que indica su existencia), sino que además permiten grabar todo lo que ocurre en nuestra vivienda. Algunas de estas cámaras están activas las 24 horas del día y las más recientes permiten acceder a las grabaciones a través del móvil del propietario, desde cualquier lugar.

Las alarmas: se trata de uno de los sistemas de seguridad a los que más acostumbrados estamos. En películas, series y en internet, su sonido, tan característico, os permite identificarlas. Algunas compañías ofrecen la posibilidad de que la alarma de su vivienda avisa a la Policía en caso de detectar que se está produciendo un robo en el interior de la casa.
Los timbres inteligentes: son el último grito en cuanto a sistemas de seguridad y pretenden combinar seguridad y comodidades. Entre otras novedades permiten que el propio propietario autorice la entrada en su vivienda de personas ajenas a ella (como por ejemplo empresas de reparto).


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.