Los décimos pertenecían a una peña, la Asociación de Amigos de Hoyos de Miguel Muñoz, un pueblo de la provincia de Ávila.

Rosa cree que hizo lo correcto. “Aunque no sea lo común es lo correcto”, señalaba.