Vara: Extremadura seguirá compitiendo con otros lugares que dan facilidades para implantar empresas

Comparte en redes sociales

Con ello, según ha defendido, pretende aumentar el peso del sector industrial en la región y lograr que las nuevas generaciones de extremeños “no se tengan que marchar” de la comunidad.

De este modo se ha pronunciado Vara sobre una pregunta en el pleno de la Asamblea de este martes en la que la diputada de Podemos Irene de Miguel ha alertado sobre la “alfombra roja” que a su juicio la Junta está poniendo a empresas como una azucarera para su implantación en Mérida.

En concreto, De Miguel ha afirmado que la orden vinculada al decreto 184/2017 por el que se establece el régimen de incentivos a la inversión empresarial en actividades industriales con gran impacto económico y social en la comunidad, publicada en el DOE el pasado 12 de diciembre, “parece que está hecha a medida al proyecto de azucarera que se quiere implantar en Mérida”.

Así, ha criticado las “facilidades” dadas, según ha dicho, por la Junta “en tiempo récord” para la instalación de la azucarera en Mérida, y ha añadido que las mismas a su juicio “son un poco asombrosas” y “quizás un agravio comparativo” teniendo en cuenta la “burocratización excesiva” a la que se enfrentan las pymes y autónomos en la región en otro tipo de proyectos empresariales, ha aseverado.

Al respecto, el presidente de la Junta de Extremadura ha dicho que le “sorprende enormemente” las críticas de Podemos sobre la cuestión, porque la orden en cuestión “obviamente se hace para que vengan empresas”.

“Que un gobierno haga un decreto para facilitar que empresas altamente intensivas en mano de obra puedan venir a Extremadura no puede ser un calvario… tendrá que ser algo que se podrá discutir los términos del contenido del decreto”, ha incidido Vara.

APOYO A LA EMPRESA
En este punto, el jefe del Ejecutivo regional ha dicho que la Junta va a “apoyar todo” lo que pueda “a las grandes empresas que vengan, y a las medianas y a las pequeñas”, porque “es compatible” que se pueda “ayudar” a abrir un comercio de proximidad con que una multinacional pueda instalarse en la región.

“Es todo compatible y no es excluyente por otra parte y lo vamos a seguir haciendo, porque Extremadura y las pymes y los autónomos extremeños necesitan clientes. Y los clientes vienen cuando hay empleo y cuando hay salarios y cuando hay prosperidad, y las grandes empresas pueden contribuir a la prosperidad”, ha señalado el presidente autonómico.

Tras reconocer que “no” sabe “qué problema hay con que las multinacionales o las grandes empresas puedan venir a Extremadura”, Vara ha dicho en este sentido que “habrá que facilitarles el terreno y luego obviamente deberán contribuir desde su capacidad a la prosperidad compartida”.

Así, ha señalado que el decreto al que alude Podemos “está hecho para las grandes empresas”, y ha incidido en que también hay “otros decretos hechos para las pequeñas (empresas)”.

“Tiene como objetivo conseguir que empresas como ésa puedan venir a Extremadura, generar mano de obra y desarrollar proyectos personales y de familia para muchos extremeños y muchas extremeñas”.

DUDAS DE PODEMOS SOBRE LA AZUCARERA
A su vez, Irene De Miguel ha indicado que Podemos “no” está “en contra” de que “puedan venir inversores de otros territorios”, aunque sí discrepa “seriamente” de la “alfombra roja” que según ha dicho la Junta está “poniendo” en un proyecto como el de la azucarera de Mérida (Badajoz) “cuya importancia social y económica aún está por ver”.

En este sentido, ha señalado que dicho proyecto industrial “genera más dudas e incertidumbres que certezas”, y ha calificado de “escandalosas” las “facilidades y ayudas” que le Ejecutivo autonómico está “poniendo en bandeja” al mismo, “sobre todo comparado con la burocratización excesiva a la que se enfrentan las pymes y los autónomos”.

Igualmente, ha exigido a Vara que “no regale duros a pesetas” y que “no se crea los cuentos de la lechera”, de tal forma que ponga en marcha mecanismos para que “si estas empresas se van antes de un tiempo prudencial devuelvan hasta el último céntimo públicos que se les ha dado, incluidas las exenciones fiscales”.

Al respecto, Irene de Miguel ha recordado que la empresa de la mina Aguablanca “dejó tirada a toda una comarca” y que el Grupo Gallardo “debe 10 millones de euros a los extremeños y extremeñas por la inversión inicial de la refinería y que aún no ha devuelto”. “Señor Vara, no venda Extremadura a precio de saldo y grábese a fuego que Extremadura no se vende y se defiende”, ha señalado.

COMPETENCIA SEGÚN VARA
Finalmente, Vara ha reconocido que Podemos puede tener “razón” en que “hay que poner todas las salvaguardas posible para que llegado el momento de que hubiera una marcha atrás evidentemente se pueda recuperar todo aquello (dinero público) que se haya puesto”.

En todo caso, ha dicho que lo que la Junta practica respecto a los proyectos industriales “no son alfombras rojas”, sino que “es competir en un mundo globalizado donde en muchos lugares del mundo dan facilidades y tenemos que competir en ese mundo”, ha dicho.

Al respecto, ha subrayado que la región está “compitiendo” con otras localizaciones donde se “dan facilidades”, y ha indicado que esto es algo que la Junta lo hace y lo va a “seguir haciendo”, “siempre dentro de la legalidad e intentando buscar algo imprescindible”, que “haya trabajo en esta tierra” y las nuevas generaciones “no se tengan que marchar” de Extremadura.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.