VERGELES: LA SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA ES COMPLICADA, SE HAN INCREMENTADO LOS INGRESOS DESDE EL PSADO FIN DE SEMANA

Comparte en redes sociales

Extremadura afronta la reducción de la movilidad nocturna entre la medianoche y las 6 horas para reducir los contagios de COVID-19.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha comparecido hoy para informar sobre las restricciones en Extremadura, una vez decretado el estado de alarma ayer por parte del Gobierno de España, que supone, entre otras medidas, una restricción de la movilidad nocturna, en el caso de Extremadura entre la medianoche y las 6 horas, para reducir los contagios por coronavirus, según se decidió ayer tras el Consejo de Gobierno Extraordinario de la Junta de Extremadura.

El estado de alarma se configura como “instrumento jurídico de primera necesidad para abordar una situación complicada en todo el país y también en Extremadura”, con respeto a la pandemia de COVID-19. En ningún caso supone que, con el decreto del estado de alarma, se produzca necesariamente un confinamiento generalizado de la sociedad, aunque se recomienda a la población que la movilidad –al estar detrás de gran parte de los contagios– se intente limitar al máximo imprescindible.

Se viene acreditando en todas las comunidades autónomas que la mayoría de los brotes y contagios se deben al ámbito familiar y social, en buena parte al denominado “ocio no controlado”, el cual es más frecuente por la noche, razón por la que se adopta esta medida. Es algo que se puede hacer a través de la Ley de Salud Pública de 1986 o amparado en el Estado de Alarma, “que tiene más seguridad jurídica”, en palabras de José María Vergeles.

La elección de la franja horaria para la reducción de la movilidad nocturna, por parte de la Junta de Extremadura, se ha tomado “con todo el respeto posible a toda la actividad económica, sobre todo de la hostelería”, como lo demuestra la reunión que se ha celebrado hoy con los agentes económicos y sociales, que han mostrado su apoyo a la medida.

La duración estimada del estado de alarma será de 15 días, en primer lugar, aunque se solicitará la convalidación en las Cortes Generales. La prórroga, que presumiblemente se quiere llevar a los seis meses, se decide porque “es lo que nos dicen los epidemiólogos que pueda durar la lucha contra la pandemia y sería el tiempo suficiente para que se pudiese gestionar, al menos, la primeras dosis de vacunas que se podrían poner a lo largo de los primeros meses de 2021, si está en marcha”, ha explicado el consejero.

Frente a la primera oleada de coronavirus, en la que se vivió una situación de inseguridad e incertidumbre, llevar el estado de alarma a los seis meses, hasta mayo, da seguridad en la planificación de medidas en el ámbito de salud pública.

“En este momento no está previsto el cierre perimetral de toda Extremadura” y desde hoy se revisarán todas las localidades y zonas de salud con aislamientos perimetrales, por si podrían ser aliviados como consecuencia de que se posee un mecanismo de control de contagios, como son las restricciones de la movilidad nocturna.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.