4 formas fáciles de ahorrar dinero en la compra

Comparte en redes sociales

Compara precios

Comparar precios en los supermercados puede no ser fácil porque en la compra de una casa adquirimos muchas cosas pequeñas. Quizá por eso, la mejor forma de comparar, sea hacer la compra en diferentes supermercados durante todo un mes y comprobar cuál es el más económico según lo que solemos comprar. Los estudios dicen que en diversos productos puede haber grandes diferencias que incluso superen el 20 %. La buena noticia es que, si no tenemos en cuenta los establecimientos de descuento, supermercados presentes en casi todas las localidades como Mercadona, Alcampo y Carrefour suele tener buenos precios.

Compra marcas blancas

Las marcas blancas suponen un gran ahorro respecto a las primeras marcas. Por supuesto, la calidad se puede ver comprometida así que antes de lanzarte a sustituir tus productos favoritos echa un vistazo a las etiquetas. Lo que está casi garantizado es que tu presupuesto mensual en la compra lo notará.

Haz una lista

Cuando quieres ahorrar, hacer una lista de la compra te ayuda a no salirte de la disciplina. En la lista no hay lugar para esas deliciosas patatas fritas sabor jamón, ni las tartas, ni todos esos caprichos irresistibles. Además, te permite organizar mejor lo que vas a consumir, de modo que no compres por comprar para acabar dándote cuenta de que parte de la comida se va a poner mala o va a caducar antes de que la consumas. Por cierto, comer sano es más barato que los snacks y la comida preparada.

Otro error común es ir al supermercado con hambre, ya que comprarás más comida de la necesaria de forma inconsciente. Pero si tienes una lista y eres fuerte, puedes superar estas tentaciones, aunque en todo caso, mejor ir con el estómago lleno.

El congelador es tu amigo

Evita tirar comida. En el momento en que veas que algo se puede poner malo, puedes congelarlo. Los purés y los caldos son otra gran forma de aprovechar las sobras.

Productos de temporada y locales

En Extremadura tenemos unos fantásticos productos de alimentación. Así que si bien puedes permitirte darte un capricho y comprar tu fruta preferida de Latinoamérica, o ese producto irresistible de otro país, en general, trata de comprar productos propios de la temporada. Por ejemplo, si no es época de naranjas, estarás pagando las naranjas, más el transporte desde algún lejano país. Cuanto más cercana sea la producción del producto, en general más barato será.

En ocasiones, pese a nuestros esfuerzos por ahorrar, pueden surgir gastos que dificultan nuestro presupuesto mensual. Si ese fuese el caso, no dejes de mirar estos préstamos en 10 minutos ya que son muy rápidos y fáciles de conseguir. Pero si quieres ahorrar, no abuses de ellos y ten claro que son para emergencias


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.