Comienza la segunda temporada de Ernesto Valverde al frente del FC Barcelona. El de Viandar de la Viera, Cáceres, tiene en el horizonte superar el pasado curso en el que levantó nada menos que LaLiga Santander y la Copa del Rey, dos de los cuatro títulos que disputó. Este hecho le coloca como el gran favorito en las apuestas de fútbol para alzarse con la competición doméstica una vez más, lo que significaría la segunda consecutiva y la vigesimosexta de la historia del club.

Por el momento, ya ha levantado la Supercopa de España en lo que supone el primero de los cinco títulos a los que aspira esta campaña. Lo hizo el pasado 12 de agosto, en un encuentro muy disputado ante el Sevilla en el que el cuadró culé se impuso por 2-1 gracias a un gol de Ousmane Dembélé y a una parada de un penalti, provocado por él mismo, realizada por Marc-André ter Stegen en el minuto 90.

Una vez conquistado este, los objetivos que quedan son a largo plazo, por lo que el extremeño tiene tiempo para que, tanto los nuevos jugadores como lo que ya formaban parte de la plantilla la campaña pasada, vayan asimilando los nuevos conceptos que Valverde quiere introducir. Uno de los principales objetivos que él tiene como técnico es seguir creciendo como equipo y limitar las opciones de sus rivales a plantarles cara y eso es lo que buscará.

La Champions como objetivo real

Analizando las últimas temporadas a nivel global en el fútbol español está claro que el Barcelona no sabe trasmitir su superioridad en España cuando cruza fronteras. Tres eliminaciones en cuartos de final consecutivas han sido una imagen muy alejada de la realidad, pues el Barça es uno de los mejores equipos del mundo y ese predominio no se está plasmando en la Champions League.

De ahí que esta temporada, con el nuevo capitán Lionel Messi al mando, Valverde y los suyos se han marcado como principal meta reconquistar la ‘Orejona’ que lleva en manos del Madrid los tres últimos cursos. Los blancos se han vuelto a distanciar muchísimo con el resto de sus perseguidores por ser el máximo ganador de dicha competición y, por ello, el Barça quiere acortar las distancias cuanto antes.

Además, la plantilla azulgrana ha cambiado mucho en las últimas temporadas y hombres como Samuel Umtiti, Philippe Coutinho o Arturo Vidal ficharon por el conjunto culé con la mente puesta en levantar la ‘Orejona’, algo que de momento no han conseguido. Pero, no cabe duda de que, tanto ellos como el resto de la plantilla, pondrán toda la carne en el asador para levantar la que sería la sexta Champions del Barça, que se colocaría como el tercer equipo con más títulos de la historia del torneo.

Un buen fondo de armario

Pero este es uno de los clubes más exigentes del mundo y parece que no vale solo con levantar dicho título. Valverde lo sabe y por ello tendrá que hacerse valer de las temidas rotaciones para afrontar muchos de los complicados compromisos en LaLiga Santander y en la Copa del Rey, en los cuales tienen que ganar como sea. La opción del triplete es una realidad cada campaña que comienza en el Camp Nou y Valverde quiere coronarse como uno de los mejores técnicos de la historia del club siendo el tercero en alcanzarlo, tras los ya logrados por Pep Guardiola y Luis Enrique.

Por esa razón, la secretaría técnica, con el consentimiento del entrenador extremeño, ha realizado una fuerte inversión en cambiar radicalmente el fondo de armario que tenía Ernesto en su plantilla. Se han fichado a varios jugadores que deberían aportar prácticamente desde el principio, como son los casos de Clément Lenglet o Arturo Vidal, mientras que la apuesta por el futuro sigue siendo clara con las incorporaciones de Malcom Silva y Arthur Melo, dos brasileños jóvenes que quizás en esta primera temporada no puedan demostrar un potencial que apunta muy alto, pero que a la larga se convertirán en importantes.

A estos fichajes hay que sumar la vuelta a la apuesta por la cantera. Tras la subida de Carles Aleñá al primer equipo, Juan Miranda ocupará el puesto de lateral izquierdo suplente y se empezará a contar con un Riqui Puig que ya dejó varias perlas de su calidad y desparpajo tanto en la gira americana como en el trofeo Joan Gamper.

Sin duda, con estos futbolistas Valverde tendrá un banquillo mucho más prolífero que la temporada pasada, lo que le permite poder rotar con una mayor eficacia. Todo esto debería sumar para que el técnico de Viandar de Vera tenga unas mejores armas con las que competir en una temporada que se suele hacer muy larga en el Camp Nou, pero que podría venir cargada de éxitos y de grandes alegrías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.