5,4 millones de trabajadores empiezan el año con el convenio en el aire

Comparte en redes sociales

El responsable de Acción Sindical del sindicato UGT, Toni Ferrer, ha declarado que la negociación colectiva está en “alerta roja” en España. Las cifras que maneja apuntan a 3.069 convenios pendientes de negociar a 31 de diciembre pasado, que afectan a 5,4 millones de trabajadores. 
 
Una vez acabado el convenio, hasta ahora seguían vigentes sus principales contenidos, la llamada ultraactividad. Pero a partir de julio, y tras la reforma laboral, los trabajadores con convenios sin renovar pasarán a regirse por los convenios estatales de su sector, si los hay, o directamente por el Estatuto de los Trabajadores. 
 
En esta situación empiezan a entrar esos 3.069 convenios citados sin negociar, cuyos trabajadores pueden perder sus tablas salariales o sus permisos y libranzas vigentes hasta entonces. Los sindicatos achacan la causa del bloqueo a la intención de los empresarios de ganar tiempo y evitar así la actualziación de los salarios.
 
Último empujón tras la huelga
 
Casi el 30% de los convenios de 2012 se firmaron tras la huelga general del 14 de noviembre. Así, en el mes de diciembre se han registrado un total de 608 convenios, frente a los 432 de noviembre, que afectan a más de 284 mil trabajadores. 
 
De estos acuerdos registrados, 444 corresponden a revisiones de convenio (189.473 trabajadores) y a 164 convenios nuevos (95.445 trabajadores). Los convenios registrados en el ámbito de empresa han sido 529, afectando a 118.134 trabajadores. De estos convenios, 392 han sido revisiones de convenio y 137 convenios nuevos.
 
Los sindicatos señalan que estos datos ponen en valor el acuerdo de negociación colectiva frente a los “efectos devastadores de la reforma laboral”. “En el terreno de la negociación colectiva, la reforma laboral ha propiciado que el Gobierno cambie las reglas acordadas por los interlocutores sociales y modifique su estructura y vertebración y los criterios para fomentar la flexibilidad interna”, añade.
 
Las centrales critican que los trabajadores están soportando el peso de la crisis y de las políticas de recorte del Gobierno “no solo en su empleo, sino también en sus salarios, mientras que continúa la barra libre de beneficios empresariales y la falta de control de precios por parte de las administraciones”.
 
Caída en picado
 
El Instituto de Relaciones Laborales y Empleo de la Fundación Sagardoy afirma que el número de convenios colectivos en España se han reducido un 34% entre comienzos de 2009 y principios de 2012. Una tendencia que ha sido impulsada, principalmente, por la rebaja del 38% en los convenios de empresa.
 
Entre las principales conclusiones del informe se encuentra el actual tratamiento de las cláusulas de empleo en la negociación colectiva de empresa, algo habitual en nuestro país. Los casos estudiados coinciden en la incorporación de compromisos directos de contratación, una conversión de trabajadores temporales en fijos o el compromiso de realizar cierto número de contrataciones indefinido, frecuentemente estableciendo un porcentaje, o de mantener el nivel de empleo vigente en la empresa.
 
En relación a la remuneración de estos empleados, el estudio considera que es necesario ligar los incrementos salariales que pueden con los resultados obtenidos por las empresas. Según el informe, la era de vincular sueldos al IPC ha pasado y es preciso buscar sistemas retributivos, y de gestión, que motiven a las personas para conseguir una mayor productividad. Una tendencia que ya ha comenzado a calar dentro de las empresas nacionales, a través de diversos convenios que apuestan firmemente por ligar los incrementos retributivos con criterios de productividad. 
 
Salarios por debajo del IPC
 
Precisamente esa tendencia empieza a invertirse, aunque falta comprobar si solo se debe a la coyuntura económica actual. El 77% de las empresas españolas ha aprobado incrementos salariales durante el pasado año 2012, pactando subidas salariales medias del 1,30%, que están por debajo del IPC que cerró el año en el 2,9%. Son datos que se recogen en el estudio de presupuestos salariales 2012-2013, elaborado por la consultora PeopleMatters a partir de datos sobre la política retributiva de empresas de diversos sectores de actividad y de diferente tamaño en España.
 
Sobre las compañías que aún no han tomado la decisión, los principales motivos que apuntan son, por un lado, que todavía están pendientes de la negociación del convenio, por otro que se mantienen en vilo por el cierre de presupuestos o, por último, debido al cierre real del IPC para 2012.
 
De otro lado, el informe recalca que si no se tienen en cuenta aquellas empresas que proporcionan un incremento cero a sus empleados, el promedio del incremento total se situó en el 2,19%. Para este 2013, la estimación de repunte salarial se mantienen casi igual, en el 1,39%. 
 
Respecto a la retribución variable en 2012, el informe destaca que cada vez se emplea más de cara a decidir cómo valorar a sus empleados. Así, el 93% de las empresas ha ofrecido esta fórmula en alguna categoría profesional frente al 7% que no la ha utilizado para ningún colectivo.


Vía Diario Crítico

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.