EL PAPA TIRA LA TOALLA

Comparte en redes sociales

No sé por
qué ha causado tanta sensación mediática la decisión de Benedicto XVI, de
retirarse del Papado, cuando era una cosa, que pese a su “rareza”, estaba en el
aire. El jueves, 31 mayo del 2012 , ya lo había insinuado yo en un artículo “LA
DIMISIÓN DEL PAPA” publicado en esta misma sección , Y si yo, que no uso una
bola de adivino, y que tengo una información de las de andar por casa, era
capaz de sospechar esta posibilidad, no sé porque no lo esperaban todos esos
que piensan que lo saben todo y que Einstein a su lado, no pasaba de Primaria.
Si recuerdan, esto era lo que ponía;


“. La posibilidad de la dimisión de Benedicto XVI, con
85 años, que por muy listo que se sea no se tienen todas las facultades
mentales y estado físico para  regir una cosa tan complicada, como es una
organización con más de 1200 millones de personas, ha creado en su entorno un
ambiente y unas intrigas encaminadas a la consecución de un poder muy deseado.
El posible envenenamiento de Pio IX, y la muerte “por infarto” tras treinta y
tres días de Pontificado, de aquel Papa, Juan Pablo I, que pretendía renovar
todo, y que había expresado que una de sus prioridades era: “La clarificación
de las cuentas vaticanas ”,( siempre las “treinta monedas” detrás de todo), 
no hacen nada raro, la existencia de “cuervos”, que ante la inminente
desaparición del Papa, pretenden colocar a los suyos. Todas las naciones o
grupos ideológicos, desean que sea un compatriota, o de sus mismas ideas, quien
ocupe la silla Pontificia, y Dios tiene aquí poco que ver, a no ser que quieran
hacer realidad el viejo concepto de que “el poder viene de Dios,” y nunca mayor
argumento, que el ser su Vicario en la Tierra.


Si yo fuera Benedicto  XVI y descubriera que
alguien en quien tengo puesta toda mi confianza me traiciona, a mis espaldas,
me deprimiría. Supongo que él se acordará de que a Cristo también le
traicionaron los que tenía a su alrededor y se hinchará a rezar, que dicen,
algunos siquiatras, que es un buen sustituto del valium.”


Es evidente que la Iglesia Católica tiene, en la
actualidad, muchos problemas. No hay día en el que, eso sí en páginas
interiores y sin extenderse mucho, no aparezca alguna noticia en la que los
islamistas de la más diversa calaña, no hayan puesto una bomba en una iglesia
en Nigeria, en Sudán o cualquier otro lugar, y hayan matado a unos cuantos cristianos.
En cualquier otra nación de mayoría islámica ( en Arabia Saudita hay tres
millones de filipinos católicos que no pueden rezar ni en la intimidad) o
hindú, y hemos visto recientemente, cómo 
una pareja, por querer celebrar el día de S. Valentín, era agredida y
golpeada ante las cámaras de la televisión por un grupo de hindúes, los
cristianos se ven perseguidos con tanta saña, que ríete tú de Nerón o
Diocleciano, Y no hay que ir muy lejos para ver esa persecución. La Universidad
Autónoma quiere cerrar las capillas, cuyo mantenimiento corre a cargo de la
Diócesis de Madrid. El año pasado irrumpían en estas capillas, alborotando y
ridiculizando a los que allí estaban, gentes que supongo que se consideran a sí
mismas, de lo más liberal, progre y defensores de la libertad. Hace poco
pusieron en la Catedral de la Almudena, bajo un confesionario, una bomba con
clavos, que evidentemente no eran de adorno y que hubieran causado una masacre.
Las iglesias que han permanecido abiertas siempre, hasta hace unos años, para
que cualquiera pudiera entrar a rezar, han debido cerrarse. Es un peligro no
hacerlo, y no sólo por los robos, la profanación y destrucción de elementos
sagrados es otro de los motivos. No dejó de causarme cierta envidia el que en
Kuala Lumpur, estuvieran los templos budistas abiertos y sin apenas protección,
y que los lugares en los que  depositar
el dinero para coger los palitos de sándalo para la ofrenda estuvieran sin
protección alguna, delante del templo. En un país de gobierno musulmán y con
pobreza en la población había un respeto, del que los civilizados españoles
carecemos. Los católicos en esta España nuestra, nos rascamos el bolsillo, en
cuotas, y colectas los primeros domingos de mes para Cáritas, para pagar un
recibo de luz, o agua, a quien acude a solicitar ayuda, donaciones para Manos
Unidas, voluntarios que no cobran nada, en comedores sociales, monjas como las
del Padre Catalina, que se ocupan de recoger en los Centros de Transeúntes y
dignificar su vida, a los sin techo, gente como el padre Ángel, que recoge
personalmente y con sus voluntarios, lo que le dan en los supermercados, con una
sonrisa, sin agredir a empleados o amenazar con destruir las estanterías, si no
le permiten sacar lo que ha robado, y encima después de todo esto, nos agreden
o incluso manipulan las noticias más nimias. En las puertas de las iglesias,
cuando están abiertas, siempre hay alguien solicitando una ayuda, ( El idioma
castellano incorporó la palabra por-diosero, por la repetición continuada de la
frase que acompañaba a su demanda “por amor de Dios”) ¿Por qué no se ponen a la
puerta de los Sindicatos, de las Fundaciones o de las sedes de los Partidos
políticos. ¿Cuánto tardarían en aconsejarles educadamnete,  o no tanto que se fueran a otra parte?


Pero
esta labor de acoso y ninguneamiento, tiene un beneficiario. Web Islam, financiada
por el ministerio de Asuntos exteriores y cooperación, decía que en Francia; hay
ya más musulmanes que católicos y que frente a las 150 mezquitas que se están
construyendo en la actualidad, “ la Iglesia católica ha construido en Francia
sólo veinte nuevas iglesias en los últimos diez años, y ha cerrado formalmente
más de sesenta, muchas de las cuales podrían convertirse en mezquitas” Y no es
de extrañar, que nuestras costumbres acaben cambiando. Ya han prohibido en
Marsella, que se instalen árboles de Navidad, que en Granada que se excaven los
cementerios musulmanes, o en algunas escuelas españolas, este pasado año, que
se instalasen belenes. ¿Se atreverán los asaltacapillas, luego con la misma
contundencia que ahora,  a atacar el
Islam, ridiculizar sus costumbres o asaltar las mezquitas, como hacen con las
iglesias? Seguramente no. Los cristianos tienen en los evangelios la doctrina
de la otra mejilla, el islam la guerra santa, y el miedo es libre, pero
entonces quizás ya sea demasiado tarde. El mismo artículo de WebIslam dice:
El
arzobispo emérito de Smirne, Giuseppe Germano Bernardini, narra la conversación
que tuvo con un líder islámico: “Gracias a vuestras leyes democráticas, os
invadiremos. Gracias a nuestras leyes religiosas, os dominaremos.


Ante este
panorama, de un mundo  tan agresivo
contra el cristianismo, el que un anciano se sienta incapaz de seguir y acabe
tirando la toalla para recluirse, como seguramente hará , en un convento
rodeado de libros, que es lo que le gusta, es lo más normal, lo contrario sería
una insensatez.



Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.