Adiós a Parrápolis, el genuino local de la agitación cultural cacereña

Comparte en redes sociales

Fue bonito mientras duró ” Y como diría Labotika, compañía residente de Parrápolis: ¿To pa qué? ¡To pa ná!”. El cierre de Parrápolis ha sido un duro golpe para la ” otra cultura” cacereña, la no oficial, la de aquellos que necesitan expresar su creatividad y su esencia artística en lugares idóneos y necesarios como este que ahora dejar de ser lo que ha conseguido en tan solo quince meses, ser un referente cultural de la ciudad con más de cien actividades dentro de sus instalaciones, gracias a la periodista Elisa Blázquez y el agitador cultural Marce Solís, sus creadores, sus propietarios.

[Img #25466]

Con tal motivo, Parrápolis ha enviado una Nota informativa en la que sus promotores explican el por qué del cese de Parrápolis, que DEx ofrece a continuación: 


LA ÚLTIMA FUNCIÓN

 

            Esta es la nota de prensa  que mas nos costado redactar y que nunca hubiésemos querido enviar. Mañana sábado día 2 de Marzo de 2013 nos vemos obligados a decir adiós al proyecto Parrápolis. Son tiempos difíciles para todos. Y el ocio y la cultura no se salva de esta hecatombe.


Hace un año y tres meses emprendimos un proyecto empresarial y cultural al que llamamos Parrápolis.  Solo era un café cultural donde desarrollar  aquello que se nos ocurriera relacionado con el arte, la comunicación y entre copa y copa una de poesía o de cabaret. No era algo nuevo. En Cáceres casi siempre han existido este tipo de bares, que han enriquecido y complementado su vida social y cultural. Ahora precisamente que se estrena una película sobre la “movida cacereña” que fue posible gracias a locales como el nuestro. Pero a nosotros nos ha salido el tiro por la culata, desgraciadamente.


A ningún poder hemos pedido ayuda, pero jamás pensamos que nos iban a poner tantas pegas hasta incluso impedirnos celebrar acciones artísticas. Y cuando las instituciones no permiten hacer aquello para lo que fue concebido ese espacio, no tiene sentido continuar.   


         Desgraciadamente no tenemos espíritu tabernero puro y duro. Solo somos “culturetas” al calor del amor en un bar, saboreando un coctel de artistas (de todo pelo); que mezclamos y agitamos con eventos divertidos, golfos y hasta eruditos. Nuestro mayor capital han sido los amigos y la imaginación. Pero no podemos asumir, tal y como están los tiempos, llevar a cabo taxativamente las (duras y caras) exigencias que nos obligan. Impidiéndonos así  realizar las actividades culturales que hasta ahora hemos venido desarrollando en Parrápolis. Creíamos que el problema del ocio nocturno eran los ruidos ( no hemos tenido ninguna denuncia al respecto)  y resulta que son, por ejemplo y por citar el último caso, la fiesta presentación de una web dedicada a promocionar la cultura urbana de Extremadura. También en este caso vino la policía local a decirnos que nos multaban porque “no teníamos permiso para esa actividad”. Así hemos estado continuamente en este tiempo que hemos hecho casi 100 actividades casi todas ellas relacionadas con la “otra” cultura no oficial y que considerábamos que era necesaria darle cabida a los artistas que no tienen otro medio. En algunos casos ha sido desde las propias instituciones y en otras (según nos han contado los agentes) la denuncia procedía de otros establecimientos hosteleros….No lo podemos entender.  Y por si fuera poco ahora el Ayuntamiento nos pide que prácticamente tiremos el edificio para llevar cumplir una exigente y obsoleta normativa que considera (por ejemplo) que el cartel de la puerta no es “estético”.

 

Muchas gracias a todos, a artistas, público y medios por acompañarnos en esta frustrada aventura donde sobretodo hemos reivindicado la alegría en estos tiempos durísimos donde conservarla parece todo un acto de resistencia.


En Parrápolis hemos llevado a cabo casi 100 actos entre fiestas temáticas, presentación de libros y otras publicaciones, recitales de poesía, performances artísticos, proyecciones, actos solidarios, café-teatro, cabaret, homenajes, exposiciones, sesiones de Djs y otras propuestas diferentes, divertidas y originales. En suma un año y tres meses repletos de cultura divertida en un ambiente nocturno. Y como diría Labotika, compañía residente de Parrápolis: ¿To pa qué? ¡To pa ná!.


Este sábado 2 de Marzo será la última función y le “celebraremos” con los amigos que han pasado por el escenario. 


Saludos y gracias.


Fdo.: Marce Solís (agitador cultural) y Elisa Blázquez (Periodista). Propietarios de Parrápolís.


(El bar Parrápolis seguirá abierto pero gestionado con otra dirección)


Cáceres a 1 de Marzo de 2013


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.