Este martes, el esperado juicio contra Ortega Cano

Comparte en redes sociales

José Ortega Cano se ha pasado todo el fin de semana en la finca Yerbabuena preparándose legal y psicológicamente para el juicio por homicidio imprudente que le costó la vida a Carlos Parra, que se celebra este martes. Su hermano Paco y su cuñado Aniceto han viajado hasta Sevilla para estar con él y que se sienta arropado. El resto de la familia se ha quedado en Madrid siguiendo las instrucciones de los letrados, que no quieren que la vista se convierta en un caos con los parientes de una y otra parte enfrentados y los reporteros intentando conseguir declaraciones de los familiares de Ortega Cano.

“No queremos convertirnos en protagonistas de nada. Mi hermano sabe que estamos con él aunque no bajemos a Sevilla”, afirma Mari Carmen, hermana del diestro, que prefiere mantenerse en un plano de discreción absoluta. Al preguntarle cómo está su hermano no quiere dar muchas pistas porque como dice “su estado de ánimo es bueno, porque es muy fuerte, pero es una situación muy dolorosa y triste”. El sobrino Paco coincide con su tía añadiendo que “dentro de la preocupación tan grande que pesa sobre mi tío, tiene muy claro que afrontará lo que la justicia determine; siempre lo ha dicho y lo sigue manteniendo”, declara éste a Vanitatis. Su hijo José Fernando no estará tampoco en el juzgado dándole ese apoyo que sí le prestó cuando el torero se debatía entre la vida y la muerte tras el accidente.

El fiscal de Seguridad Vial, Luis Rodríguez León, pide cuatro años de prisión -el tope legal- y una indemnización para la familia de 181.000 euros, que la acusación particular eleva a medio millón de euros. La pareja del diestro, Ana María Aldón, que se encuentra en su casa de Sanlúcar de Barrameda, ha sido su mejor terapia y sobre todo el nacimiento del bebé, José María, ha traído cierta felicidad a la vida del torero, que desde que murió Rocío Jurado no ha levantado cabeza, como aseguran los que lo conocen bien. “Es un hombre que siempre ha estado muy arropado por su familia y de pronto se encuentra que muere su madre, que muere Rocío, que su entorno afectivo se descompone y eso a él le supuso una crisis emocional importante. Volvió a torear para quitarse la pena y no le fue nada bien”, aseguraba su amigo Jaime Ostos en su día.

Este último mes Ortega ha mantenido un perfil mediático muy bajoaconsejado por sus abogados Enrique Trebolle y Jesús Zapatero. Ha permanecido al margen de cualquier cuestión que tuviera que ver con el accidente. Mientras que en el pasado entraba en los programas de televisión para desmentir o matizar ciertos comentarios, ahora ya sólo tuvo palabras de agradecimiento cuando salió del hospital con su pareja y el bebé recién nacido.

Carta de la viuda

La viuda de Carlos Parra ha escrito una carta abierta dirigida a su esposo horas antes de que comience el juicio. “Nuestra vida no es la misma sin tu presencia, pero lucharemos para que se haga Justicia. Maldito aquel 28 de mayo. Te echo mucho de menos y los niños también. Si hay justicia irá a la cárcel y pagará por lo que te hizo, quitarte la vida. Adiós mi vida. Estoy muy orgullosa de ti y hay muchísima gente que te apoya y que te quiere. Hasta siempre Carlos, nunca te olvidare”, ha escrito.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.