EL PUNCH DE JESÚS PIZARRO, EN EL PARLAMENTO EXTREMEÑO

Comparte en redes sociales

[Img #25735]Durante
el mes de marzo el Patio Noble de la Asamblea de Extremadura vuelve a
llenarse de arte. Esta vez es la obra de Jesús Pizarro la que llena
la retina del visitante. Frente a la mera apariencia, se despliega
ante nosotros toda una panoplia de ideas y propuestas, que pueden ser
asumidas sin excesivo esfuerzo. Los collages nos muestran pedazos de
vida ya pretérita, trozos de memoria aparentemente inconexos. Son la
continuidad de la vieja filosofía que también plasmaron en sus
cuadros, con otra estética, nuestros pintores clásicos del Siglo de
Oro español. Muestran la fugacidad del momento el “tempus fugit”.
En este siglo XXI, que nos parece recién empezado pero que se nos
está yendo sin apenas darnos cuenta , el tiempo nos parece mucho más
breve. Si como afirmaban los aristotélicos “tempus est numerus
motus”, el tiempo es la medida del movimiento, Jesús Pizarro nos
propone un contrasentido surrealista un tiempo“parado” en las
desgarradas noticias de algo que ocurrió hace años. Siempre se ha
dicho, que el arte es el reflejo de la sociedad en el que se
desarrolla el artista, y en este caso también es así. Saliéndose
de la estética Pop, en la que nos mostraba no sólo su conocimiento
del dibujo y el color, adopta el collage. Y es significativo, porque
el Pop tiene mucho de comic ( tebeo decimos los castizos) y el tebeo
tiene mucho de infantil, de inocencia y de ilusión. Y si seguimos la
doctrina de que el artista refleja el mundo en el que vive,
llegaríamos a la conclusión, de que hemos perdido la inocencia, la
ilusión, el mundo fantástico de los colores, aunque reivindique el
puño del superhéroe que, ¡Punch¡, derribe la malvada realidad.
Pero en el fondo el leit motiv, de la Muestra es; “Un circo de
fieras”, en el que los medios de comunicación e incluso las redes
sociales, se convierten en el látigo que restallan en sus manos los
poderes fácticos, para que las fieras se mantengan en sus jaulas y
salten por el aro de fuego cuando suene la voz de sus domador.


[Img #25736]Ver
sólo lo estético y el saber hacer de Jesús Pizarro, en la Muestra
que se cuelga en el Parlamento extremeño y no apreciar nada más
allá, es hacer un flaco favor al artista que ha demostrado,
suficientemente, a través de una larga trayectoria, su excelente
saber hacer, y que ahora nos lanza un reto más allá de la
apariencia. Se sabe que a la mayoría de los cuadros, que cuelgan en
nuestros museos, no los bautizaron con su nombre sus autores, por
eso, pongan atención a los nombres con los que los identifica Jesús
Pizarro, es una invitación a que seamos capaces de crear una
historia con sus propuestas, el título es sólo la llave, nosotros
debemos adentrarnos en su misterio. Es como el personaje, a veces un
autorretrato del mismo pintor, que mira desde el cuadro a quien lo
contempla creándoles un reto. ¿Sabes qué quiero decir con mi
pintura?


Paren
pues su tiempo y sean ustedes las fieras que se rebelan dentro de sus
jaulas en este circo de la sociedad actual en la que nos ha tocado
vivir.


Pero,
conviértanse ustedes en ese personaje que lanza su puño contra la
realidad, ¡Punch¡ y conviértanse en superhéroes, Jesús Pizarro
les invita a hacerlo.



Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.