ABRIL PARA SOÑAR

Comparte en redes sociales

[Img #26366]

El 14 de abril de 1931 se proclamaba en España la II
República y el 25 de abril de 1974 se iniciaba en Portugal la Revolução dos
Cravos. La primera tuvo cinco años de vigencia antes de que los militares
golpistas dieran al traste con el sueño sobresaltado que el nuevo régimen
forjó. La segunda vivió año y medio de utopías, salvando escollos de por medio,
pero una reconducción contundente evaporó conquistas como si fueran nubes de
verano.


De todas las ilusiones amasadas a lo largo de esos
años, ¡de los siglos!, quizá ninguna tan querida como la Reforma Agraria en las
tierras del Sur. Sur español de Andalucía y Extremadura; sur portugués del
Alentejo y Ribatejo. Los habitantes de más de un tercio de las tierras peninsulares
puestos a imaginar lo que el escritor Manuel Ribeiro había dejado plasmado en
su “Planície Heróica” en 1927: Ter terra,
uma morada de casas, carro e parelha de bestas.


Es legendaria la ocupación en la madrugada del 25 de
marzo de 1931, cuando cerca de 70.000 yunteros y braceros de Badajoz salieron a
ocupar latifundios, sincronizados en 173 pueblos. Estaban desesperados porque
la entrega de tierras era ya demasiado lenta (
http://www.youtube.com/watch?v=e2sbdYm9NVI),
el hambre hacía estragos por las poblaciones del Sur y las tierras en manos de
los latifundistas permanecían desafiantemente improductivas: La Guardia Civil mandó desalojar las tierras
ocupadas. Había terrenos que no se cultivaban desde mediados del siglo XIX
,
escribía Pedro de Lorenzo en su novela 
“Gran Café”, de 1974.


En Portugal, al final del verano de 1975, estarían
ocupadas por más de 72.000 campesinos un total de 1.200.000 hectáreas, donde
implantaron 550 Unidades Colectivas de Producción (
http://www.youtube.com/watch?v=zT8nSFUc2Fg).
La Constitución aprobada el 2 de abril de 1976 pareció refrendarlo en
su artículo 96, donde se decía: A reforma
agraria é um dos instrumentos fundamentais para a construção da sociedade
socialista.
Pero el 29 de septiembre de 1977 recibirá un revés  demoledor por parte de los mismos que
gobernaban cuando se aprobó la utópica Constitución portuguesa, que hasta 1982
y especialmente 1989 no se reformaría y reconduciría al modelo de “democracia
occidental”: el Partido Socialista; la Ley 77/1977 impone limitaciones a las
expropiaciones, revisa las ya realizadas, anula gran parte de ellas y otorga
importantes derechos de reservas a los antiguos propietarios.


Si el golpe militar del 18 de julio de 1936 en
España inició la agonía que con su triunfo en 1939 acabó con los “sueños de
abril”, la “acción moderada” del 25 de noviembre de 1975 en Portugal es el
comienzo de un despertar a la realidad dura del “capitalismo occidental” que se
consagra con las reformas constitucionales anteriormente señaladas.


Abril
para vivir, abril para cantar/ Abril la primavera floreció/ Abril para sentir,
abril para soñar
, en la voz del inolvidable cantautor granadino
Carlos Cano (
http://www.youtube.com/watch?v=O8zayw8Ozow).
Abril para ahora recordar que un día el pueblo desvalido levantó castillos en
el aire, que fueron arrasados por el viento de nuestra dura realidad.


http://moisescayetanorosado.blogspot.com/

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.