Aznar cree que quieren quitar a su mujer de la alcaldía de Madrid

Comparte en redes sociales

¿Cuáles han sido sus razones para este ataque descomunal de Aznar al sucesor que él mismo nombró a dedo? El análisis interno que se hace es demoledor: siente que no le defienden suficientemente y cree que quieren quitar a su mujer de la Alcaldía de Madrid.

Las frases, en términos generales, son coincidentes dentro del PP con respecto a José María Aznar, pero el más expresivo haya sido, acaso, el presidente del Congreso, Jesús Posada, antiguo presidente de Castilla y León en sucesión de Aznar y ministro suyo posteriormente: “Las cosas se van para no volver y ahora los tiempos van por otro camino (…) El paso del tiempo es inexorable (…) Hay cosas que tuvieron su momento y creo que los que estuvimos con él podemos estar muy orgullosos, pero las cosas se van para no volver”.

Posada fue realmente demoledor, pero no menos que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, quien preguntado por Diariocrítico sobre “ministro, ¿cómo vio al ‘gran jefe’ en Antena 3?” respondió con un contundente: “Eso de ‘gran jefe’ está por ver”. Y así, otros tantos dirigentes populares, como el portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, que ha preferido utilizar la ironía fina: “Aznar siempre ha estado en primera línea política… es presidente de honor y está en la FAES…”.

Las auténticas ‘razones’ de Aznar

Muchas reacciones más se han sucedido a lo que se interpreta como un auténtico torpedo en la línea de flotación de Rajoy y su gobierno por parte de quien lo nombró, pero ¿cuáles son las auténticas razones de Aznar para esas durísimas declaraciones en Antena 3 que tanto daño pueden hacer al actual gobierno? He aquí el análisis que se hace en la cúpula muy próxima al propio Rajoy.

En primer lugar, afirman a Diariocrítico que ‘Aznar no va a volver’, entre otras cosas porque salvoEsperanza AguirreAstarloaElorriaga y ‘cuatro más’ no tiene apoyos internos como para dar un ‘golpe de partido’ contra Rajoy. ‘Le queda sólo el núcleo dirigente de la FAES, y no es mucho’, dicen estos medios que prefieren quedar, claro está, en el anonimato.

Por lo tanto, Aznar sabría que no tiene fuerza interna, pero ‘se siente muy dolido porque cree que el partido no le está defendiendo como él cree que debe hacerlo y que se merece’ frente a ataques tan descomunales como los que provienen del ‘caso Gürtel’, o los sobresueldos y financiación  ilegal derivados del ‘caso Bárcenas’, o los ataques contra su mujer, Ana Botella, por el ‘caso Madrid Arena’, y suma y sigue.

Aznar, por tanto, cree que Rajoy y la cúpula del PP no son contundentes para desmentir sobre todo al Grupo Prisa, auténtico demonio de Aznar como quedó patente en su entrevista con amigos en Antena 3, y que su persona se merece mayor atención. De ahí su gran enfado con los actuales dirigentes, que se trasluce en el rencor que portaban sus palabras de un día antes.

Segunda clave: ‘está convencido de que el partido quiere remover a Ana Botella de su puesto de alcaldesa, y eso no va a ocurrir’. De momento, según fuentes populares, Botella seguirá siendo la candidata, sobre todo si se gana la candidatura olímpica ‘Madrid 2020’, pero ni Botella ni Aznar lo tienen claro, sobre todo después de que alguien filtrara el nombre de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, como ‘candidatable’ para sustituir a Botella. ‘Ésa fue la gota que colmó el vaso’, aseguran esos medios muy próximos a Rajoy.

Finalmente, sobre el ex presidente pesarían otros ‘demonios familiares’, como que no le perdona a Rajoy haber perdido dos veces en las elecciones… ¡frente a Zapatero!, nada menos, y sobre todo que actúe con ‘complejo’ ahora cuando la situación en España es de auténtica emergencia.
  

Casi todos contra Aznar

Pero, sean cuales sean sus razones, lo que está claro, y así lo revelan todos los dirigentes que han hablado con Diariocrítico, es que el ex presidente no podrá volver: ‘si quiere, que monte con Esperanza Aguirre otro partido’, dicen. Algunos, incluso, van más lejos: ‘no le perdonamos la guerra de Irak, por ejemplo; puede que la sociedad le perdone, pero nosotros no’, dice una dirigente que fue muy próxima al antiguo líder popular


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.