Los recortes multiplican los costes del seguro de retirada de animales en las explotaciones

Comparte en redes sociales

UPA-UCE Extremadura denuncia que los fuertes recortes que los Gobiernos nacional y regional han llevado a cabo en las partidas de seguros agrarios convierten la recogida de los animales muertos en un coste añadido difícilmente asumible por el productor, por lo que muchos ganaderos optarán por no asegurar este año, dificultando el mantenimiento del buen estado sanitario de la cabaña ganadera en la región.

La organización agraria UPA ha dado la voz de alarma ante el incremento que ha sufrido el seguro de
retirada de cadáveres de animales –actividad obligatoria para todas las
explotaciones-, que incrementado sus costes
hasta el 325%
en Extremadura desde el pasado 1 de junio.

 

Esta “desproporcionada subida” llega como consecuencia de las
modificaciones introducidas en el Plan
de Seguros agrarios
para el año 2013 y de los recortes que el Ministerio de Agricultura ha aplicado, reduciendo
la partida destinada a los Seguros Agrarios desde 289 millones de euros en 2009 a 199 millones de euros
en 2013 (un 30% menos). A esto hay que sumarle la eliminación de la partida en
los presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma, obligando al ganadero a asumir
prácticamente la totalidad del coste del seguro. Según Antonio Prieto,
responsable de Ganadería y Olivar de UPA-UCE Extremadura, la retirada del apoyo
de las Administraciones públicas “pone las cosas más difíciles a los ganaderos
en Extremadura”. 

 

La retirada de cadáveres se convirtió en obligatoria en 1996, tras la
crisis de las “vacas locas”, con el objetivo de mantener un sistema regulado de eliminación de los
restos mortales de los animales que fallecen en las explotaciones.
El
seguro ha permitido garantizar y mantener los compromisos de destrucción de
cadáveres, constituyendo un método de financiación “eficaz”. En la actualidad,
las explotaciones ganaderas atraviesan una grave
crisis de rentabilidad
que está reduciendo año a año el número de cabezas
de ganado.

 

Como ejemplo, podemos
señalar que una explotación avícola media en la región incrementaría su póliza
de 259 € a 509 € (+96%), prácticamente el doble que el pasado año. Asimismo, en
el sector porcino es otro de los grandes perjudicados, incrementándose los
costes de los seguros de retirada hasta en un 325%: “Un ganadero con una
explotación de 125 cabezas de cerdos pasaría de pagar 58 € por su seguro de
retirada a 217 €”, señala Prieto. 

 

Los ganaderos han reclamado al Ministerio de Agricultura que “no les
abandone a su suerte” y “sea consciente de la situación crítica” que atraviesa
el sector. UPA propone que se trabaje en la línea de valorizar los subproductos animales y no simplemente destruirlos,
como ha ocurrido hasta ahora. Los cadáveres de ciertos animales podrían
utilizarse eficazmente como biomasa.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.