Castillo de Luna (1)…El Patrimonio Sitiado

Comparte en redes sociales

…Duele que el Castillo de Luna haya sobrevivido al acoso de mil batallas, soportado el olvido de los peores años de estas tierras nuestras, que haya renacido de sus cenizas un millón de veces después de haber sido objeto de deseos de condestables con ansias infinitas de poder…

[Img #28037]

Castillo de Luna (Alburquerque)E hirieron de muerte a la pobre gallina de los huevos de oro, la que incansable ponía los mejores, los más grandes, los más lustrosos huevos del reino…

-¡La culpa es de la avaricia! –dijeron unos

-De la torpeza, de la falta de cabeza! –respondieron otros.

Y lo malo, lo jodido (no encuentro mejor formar de decirlo, aunque confieso que esto solo me pasa cuando la rabia me recome las tripas) es que entre los de la avaricia y los de la torpeza se cargaron a la admirable gallinita que solo pedía que la dejaran poner por los siglos de los siglos, sus codiciados e inmejorables huevos.

Castillo de Luna (Alburquerque)En fin…que el capón del cuento tiene nombre: Castillo de Luna, sito en Alburquerque. Maravilloso enclave para recibir turistas amantes del patrimonio que la historia tuvo a bien legarnos. Patrimonio que en otras comunidades, esas que continuamente están barriendo para casa (¡ole sus pelotas!) tendrían a cada una de sus centenarias piedras mulliditas entre algodones, ¡pero claro, estamos aquí, señores, y ya sabemos cómo nos las gastamos!

Aunque para ser precisos habría que decir: cómo se las gastan los que van de listillos, los gobernantes con complejos de modelos de altas pasarelas derretidos de gusto por fotos de portadas en revistas de moda (nómbrese  periódicos…televisiones locales, autonómicas…etc, etc)  para después de haberse hartado de micrófonos durante meses en avariciosas ruedas de prensa, y de haber sonreído a cámara con caras de niños listos capaces de zamparse el mundo y a la mitad de sus habitantes si a estos se les ocurriese interferir entre ellos y sus grandiosas ideas (aunque luego estas resulten fallidas),  hacen ¡zas! y desaparecen del mapa cuando el tiempo los coloca en su sitio, o cuando el tiempo pone al descubierto que la incoherencia  pesa tantas toneladas que al final termina enterrando inventos estúpidos en el fondo del más apestoso de los estercoleros (llámese también hormigón)

Castillo de Luna (Alburquerque)Duele que el Castillo de Luna haya sobrevivido al acoso de mil batallas, soportado el olvido de los peores años de estas tierras nuestras, que haya renacido de sus cenizas un millón de veces después de haber sido objeto de deseos de condestables con ansias infinitas de poder…duele que haya soportado indemne el paso del tiempo, de tiempos de bayonetas, espadas y bombas, para caer asaetado a traición, y con tanta maldita saña, por narcisistas contemporáneos adoradores del fotomatón y de la peor cirugía plástica.

Foto, foto y foto, y prensa, y sueños de obras faraónicas que iban a ser la envidia de media España, y si para llevarlas a cabo había que escarbar en las tripas casi milenarias de uno de los mejores castillos de España, escarbamiento y a tomar por culo; y si para cumplir un sueño no quedaba otra más que robar parte de su idiosincrasia, se le roba y que el mundo y el pueblo se jodan…y si al cabo de los años el sueño empieza a oler a chamusquina, pues, ¡a ver, que se le va hacer!, y si el asunto, con el tiempo claramente va quedando en aguas de borrajas…pues lo dicho ¡zas! y la callada por respuesta; y si a las añejas piedras hay que dejarlas pudrirse en el olvido…¡pues mira, a fin de cuentas son piedras viejas y más se perdió en la guerra!

Comienzo de la obra 2008

Comienzo de la obra 2008

Seguro que a estas alturas todavía quedará algún firmante del proyecto que aún se atreva a proclamar que torres más altas han  caído… ¡a saber!, viendo el percal ya nada puede parecernos extraño. Nada excepto el impersonal hormigón con el que han cubierto cientos de años de historia y en el que –a poco que se tenga un puntito cabrón- no es difícil detectar vanidosos caracteres de rúbricas con sueños de grandeza. Rubricaciones de dueños que ya se veían pasando a las posteridades admirados por futuras generaciones. Admirados por haberse puesto el mundo por montera y haberse atrevido con innovadores proyectos…

La mala noticia –entre otras muchas- es que la triste realidad ha caído como una losa (de hormigón por supuesto) sobre todos los que amamos el patrimonio. Ha caído por igual sobre los escépticos, que al final llevaban más razón que un santo, y también sobre los que se han pasado por sálvese las partes, la historia de un castillo. Dañando por igual a todos…y es que al final la sabiduría popular, que es infinitamente sabia, viene a decirnos que nada que se haga a espaldas de un pueblo, y nada que se esconda entre vallas y puertas cerradas, y nada que carezca de transparencia, como en el caso de estas malhadadas obras, puede albergar nada bueno.

Castillo de Luna (Alburquerque)El castillo lleva cerrado a cal y canto más de cinco años y todos se preguntan –nos preguntamos- que por qué tanto secretismo. Que por qué tanto despotismo cuando esos tiempos ya no están ni en la memoria de los más viejos. Por qué tanta indiferencia, tanto pasotismo…

Desde mi punto de vista (lo mismo soy demasiado escéptica) el asunto pinta mal. Solo hay que sumar dos y dos… pero sumo y sumo y no me salen las cuentas: ¡a ver!…cinco años cerrado significa cinco inviernos con sus consiguientes humedades, máxime cuando la fortaleza tiene los achaques propios de su longeva edad…y sumando, sumando con mala leche…si en una casita normal y corriente, como las que habitamos el común de los mortales, se cierra a cal y canto durante un par de añitos, segurísimo que con metódica exactitud cronológica aparecerán desconchones en paredes y desperfectos por doquier…por ello no quiero ni imaginar qué nos encontraremos cuando por fin levanten la dictatorial veda que nos han impuesto, y cuando por fin se nos permita atravesar las  puertas de NUESTRO castillo.

Castillo de Luna (Alburquerque)Mi sensación: que lo tienen secuestrado bajo vallas metálicas porque tienen mucho que esconder.

Mi otra sensación: que entre unos y otros lo estamos dejando morir en una larga y lenta agonía.

Y, mi otra sensación: ¡que hagamos algo coño!…no sé…llamar a Gordillo (por ejemplo) que está acostumbrado a asaltar posesiones ajenas y esta a fin de cuentas, es nuestra (por lo que en la cárcel deduzco que no nos meterán).

También podríamos pedir facturas, o respuestas coherentes, o dinero a la sargenta rubia de Europa para que las obras vayan para algún lado. Lo que sea con tal de que el castillo no se nos caiga cachito a cachito entre derrumbes, olvidos e indiferencias…

Obras en baluartes año 2009

Obras en baluartes año 2009

Hospedería bunquer

Hospedería bunquer

  • María Penís

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.