BAJAR DE LAS NUBES EN LA POLÍTICA PROFESIONAL

Comparte en redes sociales

Artesa-IBZ.JPG
Publicaba en twitter hace unas horas que “la política debería ser artesanal previo a considerar a la política como arte. Hay políticas del pueblo y políticas de galería”. En esta desconexión entre ciudadanos y partidos políticos hay una causa muy grave que viene provocada por la concepción de que los políticos forman parte de una clase, y por tanto, tienen un estatus diferente de aquellos que viven su día a día al margen de las contingencias de las políticas públicas. 

Siempre he considerado que los políticos profesionales no son dueños de la “política”. La política pertenece a todos los ciudadanos, utilizada de una manera o de otra en función de sus gustos o de su día a día. Los políticos profesionales deben ser los representantes del pueblo, y para ello deben saber y conocer qué ocurre en aquel pueblo donde vivió, en aquella ciudad donde nació, en definitiva que ocurre en la calle para saber si un café cuesta 0.80 o 1,40€. 

Bajar de las nubes es una buena frase para que cada político profesional (aquel que cobra del erario público,  mantiene puesto orgánico en partidos o ostenta algún cargo institucional) deba tener escrito en su mente. Hay que recuperar el concepto artesanal de la política. Es tan necesario… como que de ello depende no sólo la confianza ciudadana sino la propia legitimidad del que representa, o dícese que representa, al pueblo en sus diferentes formas y organizaciones. 

Sean felices

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.