‘Encuentro con los clásicos’ indaga en la pasión por el helenismo de Yourcenar

Comparte en redes sociales

Bajo el título ‘Fuegos de Marguerite Yourcenar: recreaciones personales en mitos clásicos’, Ramiro González Delgado, catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Extremadura, inaugura el ciclo de conferencias ‘Encuentro con los clásicos’ de la Programación Off del 59 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

‘Fuegos’, datada en los denominados “años griegos” (1935-1937), es fruto de
un recorrido de la autora por el Mediterráneo en compañía del poeta griego
Andréas Embirikos.


Este viaje, cuyo fin era enriquecer conocimientos, lo emprendió por consejo
de su editor, André Fraigneau, por el que sentía un amor frustrado. “André
Fraigneau era homosexual, lo que supuso para Yourcenar una decepción amorosa
que reflejó en ‘Fuegos’ en forma de crisis pasional”, ha narrado González
Delgado.


La obra conjuga esa vehemencia truncada y la pasión por el helenismo de la
autora, notable desde corta edad. “En su ansia de conocimiento por la cultura
clásica se interesó por la Grecia de la Antigüedad, viajando bastante a la
península helénica y, en lo literario, interesándose por poetas helenos, como
Dimaras o Kavafis”, ha explicado el catedrático.


Para conseguir esta combinación, Yourcenar seleccionó nueve personajes con
los que compartía desengaños amorosos de diversa índole: el rechazo de Fedra
por su hijastro Hipólito, el triste final de los amantes Aquiles y Patroclo, el
desconsuelo de Lena por la ignorancia de Harmodio y la justificación de
Clitemnestra por eliminar al esposo que la traicionó, entre otros.


“Los héroes y heroínas que recrea poseen cualidades y defectos, dichas y
desgracias, sentimientos y pasiones que jamás cambiarán con el paso del tiempo.
Son patrimonio del ser humano. Con esos estados de ánimo, producto de
desengaños amorosos, se identifica Yourcenar y, por lo tanto, se hacen
evidentes los paralelismos metafóricos”, ha desgranado González Delgado.


 ‘Fuegos’ está “repleta de calidad
literaria y cultura profunda”, según el ponente. Él mismo defendió que un
amplio conocimiento del mundo helénico permite saborear todo lo que Yourcenar
quería decir en una simple oración, pero el carecimiento de esta base no impide
el disfrute de la lectura.


“Lo bueno de seguir leyendo, releyendo y estudiando su obra, y eso es lo
que me ha pasado a mí, es que siempre descubres algo nuevo en lo que ya has
leído con anterioridad, como si se fueran alcanzando nuevos niveles”, ha
asegurado.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.