Bonjour tristesse

Comparte en redes sociales

La magnitud de la tragedia ferroviaria de Santiago de Compostela representa una perdida y un dolor irreparable para muchas familias. Para el conjunto de españoles muchos sentimientos encontrados pero con una pena de fondo. En ese maldito tren iban David y Laura. Dos estudiantes de medicina que habían terminado su tercer curso. Ella gallega y él extremeño. Su abuelo, alcalde de Bohonal de Ibor. Y su madre trabajadora de mi apreciado Servicio Extremeño de Salud. Y también un amigo muy querido del que aprendí a rendir culto a las conversaciones largas que se vuelven cortas proporcionalmente a su interés. Enrique Beotas, periodista, madridista, escritor, entrevistador y director del programa radiofónico La Rebotica, con el que colaboro desde hace años cada sábado por la tarde. Y muchas cosas más.
Que todos descansen en paz. Y que la tristeza reciba los buenos malos días.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.