El SES da consejos a la hora de elegir las zonas de baño

Comparte en redes sociales

Elegir lugares seguros y vigilados por socorristas, prestar especial atención a los menores mientras estén en el agua o jugando cerca de ella y comprobar la profundidad del agua antes de zambullirse, son algunos de los consejos de la Dirección General de Salud Pública del SES para prevenir ahogamientos y lesiones en medios acuáticos durante el verano.

Durante la campaña de baño de 2012 a nivel nacional se produjeron 189
fallecimientos por ahogamiento. Por este motivo, la Dirección General de Salud
Pública ha incidido en la importancia de tener en cuenta algunos consejos de
interés a la hora de practicar actividades acuáticas.


Dentro de estas sugerencias, ha recomendado también la utilización de
chalecos salvavidas para las personas que no saben nadar, evitar el consumo de
alcohol antes de entrar en el agua y no bañarse por la noche en playas, ríos o
embalses.


Asimismo, ha recordado que se debe esperar dos horas después de haber
comido para meterse en el agua y salir enseguida de ella si se siente cansancio
o frío.


El ahogamiento se produce de forma rápida y silenciosa, la mayoría de las
veces la víctima se pierde de vista sólo unos minutos. Muchos ahogamientos se
producen en el entorno familiar, bien en bañeras, piscinas privadas y piscinas
hinchables. Un bebé puede ahogarse en 30 centímetros de profundidad.


La mejor medida de seguridad en las piscinas privadas es el cercado
perimetral, aislándola de la vivienda, con una altura de 1,2 metros y que no
sea posible escalar.


ZAMBULLIDAS


En relación a las lesiones acuáticas, cada año se registran traumatismos
craneoencefálicos y lesiones medulares provocados por zambullidas. Son los
adolescentes y jóvenes los más afectados por estas lesiones, generalmente
producidas por imprudencias como tratar de zambullirse desde gran altura,
balcones o puentes.


Además, en algunas ocasiones, el consumo de alcohol u otras sustancias está
asociado a estos accidentes.


Desde la Dirección de Salud Pública del SES se ha recomendado evitar
lanzarse al agua en zonas desconocidas, con poca profundidad o desde una altura
elevada o donde pueda haber obstáculos como piedras, ramas o exceso de
bañistas.


Se sugiere al respecto comprobar cuidadosamente la profundidad del agua
antes de sumergirse y evitar saltar en aguas turbias, donde pueden no ser
visibles otros nadadores y objetos. Hay que introducirse en el agua lentamente
y tirarse de pie antes de hacerlo de cabeza.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.