REIVINDICACIONES EN EL DÍA DE EXTREMADURA, por Valentín García Gómez

Comparte en redes sociales

Con este panorama político y social es imprescindible exigir un cambio profundo de las políticas de la derecha extremeña, apoyadas por IU durante estos años, para dar paso a otra política que incida en los ingresos frente a la tozudez de continuar recortando el gasto público

Cuando se acerca el Día de Extremadura solemos hacer
un balance del año transcurrido y plantear aquellas reivindicaciones que
debemos hacer como pueblo.


Aprovechemos el día 8 de septiembre para hacer balance
de los dos años de gobierno de Monago y el PP de Extremadura. El resumen  sería que todo lo que iba mal entonces, ahora
va mucho peor; y lo que iba relativamente bien, ahora va mal.


Nuestra región tiene un gobierno que lejos de
abordar prioritariamente el principal problema que nos acucia – el desempleo-
se dedica a propagar una imagen irreal de Extremadura. Las políticas de
recortes en políticas educativas, sanitarias, sociales y aquellas generadoras
de empleo y actividad han traído como consecuencia una región al borde de la
quiebra económica y social.


Cuando se renuncia desde la Junta de Extremadura
presidida por Monago a incentivar a las empresas y a los sectores productivos,
cuando se teoriza sobre el nuevo modelo productivo sin hacer nada en el
presente,  cuando se fía a la
recuperación española la salida de la crisis en nuestra región, se está
condenando a miles de trabajadores, pequeños empresarios y autónomos al paro.
Por el contrario, son tiempos para que la iniciativa pública actúe incentivando
el consumo privado, la inversión en infraestructuras sociales y la ayuda a la
creación de empleo. Así, y sólo así, se podrá alumbrar una senda de crecimiento
económico.


Cuando se apuesta por recortar el presupuesto en
sanidad y servicios sociales no sólo se produce un empobrecimiento de la
sociedad en derechos sino también  una
pérdida de empleo público y en los pequeños proveedores locales. Cuando se
recorta en el gasto educativo se está apostando por retrasar la salida de la
crisis de manera solidaria al condenar a los jóvenes a marcharse de
Extremadura.


En consecuencia todas las políticas desarrolladas
por Monago son las responsables de que el paro haya pasado de 114.000
desempleados den junio de 2011 a los más de 171.000 parados de las actualidad.


Con este panorama político y social es
imprescindible exigir un cambio profundo de las políticas de la derecha
extremeña, apoyadas por IU durante estos años, para dar paso a otra política
que incida en los ingresos frente a la tozudez de continuar recortando el gasto
público.


Se necesita una política fiscal de mayor compromiso
de aquellos que tienen recursos para mantener una política de gasto solidario
centrada en la creación de empleo y la educación como los mejores instrumentos
de combatir la crisis.


Si la sociedad extremeña sale de la crisis con una
fractura social insalvable, todos los sacrificios de los extremeños habrán sido
inútiles. Por el contrario, los esfuerzos de los más débiles han de ser un
acicate para que la sociedad, después de este largo periodo de crisis, salga
cohesionada social y territorialmente.


Los socialistas expresamos nuestro convencimiento y
nuestra confianza en conseguir este objetivo. Se trataría de poner un empeño
colectivo a ese objetivo y acabar con este periodo en el que la propaganda  y publicidad 
ocupan el centro de la vida pública.




 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.