Siderúrgica Balboa, el pulso que nadie gana y Extremadura pierde

Comparte en redes sociales

Desde el Gobierno de Extremadura, se señala que queda la vía de la mediación y el arbitraje, desde los partidos políticos y los sindicatos, que aún es posible una solución pero ¿ cual? En los trabajadores cunde como poco la desesperanza, el desánimo, y en Jerez de los Caballeros, la impotencia y al resignación y sobre todo la falta de futuro halagüeño.

[Img #31010]La casi
insostenible situación por la que pasa Siderúrgica Balboa en Jerez de los Caballeros
con la presentación de un  ERE extintivo
por parte de la empresa – Grupo Gallardo – que conlleva el despido de 532
trabajadores y el cierre de la planta, ha hecho temblar aún más los cimientos
de la economía regional, con la pérdida masiva de puestos de trabajo, la
eliminación de un negocio, que se dice y  se presume que es viable por parte de todos
menos de su dueño, y con la repercusión que tiene no solo en su área de
influencia sino por extensión en toda la región.

 

Desde que se
supo que Alfonso Gallardo había tomado la decisión, imaginamos que muy dolorosa
para él y su entorno, de cerrar Siderúrgica Balboa –  los cimientos de su grupo están cada día que
pasa más endebles, lo cual ya de por sí es grave y preocupante para su área de
influencia –  la plantilla laboral
comenzó a temblar y entró en escena el Comité de empresa para liderar las
negociaciones con la empresa.. El Plan de viabilidad último, contemplado en un
preacuerdo con el citado Comité ,  suponía el despido de 117 trabajadores y una
inevitable y fluctuante rebaja salarial. Otras alternativas no eran posible
porque esta, al parecer, era la única vía para que Siderúrgica Balboa siguiera
a flote. La última decisión de la plantilla de no aceptar dicho preacuerdo ha
dado al traste con las pretensiones de Gallardo y ello ha conllevado la presentación
del citado ERE extintivo, con lo cual ahora queda un mes para llegar a acuerdos
que sean beneficiosos para ambas partes, empresa y trabajadores, bien es cierto
que estos últimos  tendrían que
conformarse con el consiguiente desempleo.


Desde el Gobierno
de Extremadura, se señala que queda la vía de la mediación y el arbitraje, desde
los partidos políticos y los sindicatos, que aún es posible una solución pero ¿
cual? En  los trabajadores  cunde como poco la desesperanza, el desánimo, y
en Jerez de los Caballeros, la impotencia y al resignación y sobre todo la
falta de futuro halagüeño.


Muchos son
los ángulos que convergen en el mismo punto, la gravedad de un problema que
habría que analizar con mayor profundidad para llegar a una conclusión más
diáfana, es decir, saber los por qués, los pros, los contras, la realidad y la
viabilidad de una empresa que se dice, se habla, se comenta, que hace aguas,
cuando hasta hace poco tiempo, era uno de los paradigmas, de los ejemplos del
progreso de Extremadura. Conclusión: visto lo visto, Gallardo no puede más pero
los trabajadores, 532, y sus familias, tampoco. ¿ Dónde está la solución a este
gravísimo problema? Desde luego que en posturas inflexibles y obtusas no, por
parte de unos  y de otros, empresa,
comité, plantilla….pero lo que peor sería es que al final de toda esta historia
quedara en el ambiente y en la realidad del día a día, el manido “ pan para hoy
y hambre para mañana “., si es que aún es posible que todas las partes hagan un
último esfuerzo y los 532 sufridores no se sumen a la lista de los
147.693 parados que según datos oficiales hay en
Extremadura.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.