LA MANIPULACIÓN SUBLIMINAL

Comparte en redes sociales

Todavía
conservo una cinta de vídeo de una película, en la que a veces
  aparecía un fallo en la transmisión, pero si
se ralentiza podía leerse “ beba coca-cola”. Parece ser, que esto de incluir
dentro de las cintas de cine un mensaje, imposible de descubrir a simple vista,
estuvo de moda por los años sesenta, hasta que fue prohibido, pero los mensajes
subliminales nos siguen bombardeando, tratando de provocarnos, interiormente,
un rechazo a cierto personaje o acontecimiento. Sucede en televisión, en la que,
tras hablar un determinado político, el corte siguiente puede comenzar con una
música
  vibrante, o por el contrario un
muamuamua, como me llamó la atención, en cierto canal, tras retransmitir un
corte, en el que con imágenes habituales, se hablaba de una inauguración. Pero
diariamente envían al subconsciente, las fotografías publicadas en los medios
de comunicación, imágenes, aparentemente a casuales, que condicionan nuestro
ánimo a favor o en contra de algo o alguien. ¿Por qué
  cuando sale un actor,  automáticamente cambiamos de canal, o nos
abstenemos de ver ninguna película suya, sin que sepamos exactamente por qué
nos cae mal? Los adoctrinamientos como hicieron los nazis, se siguen haciendo,
como podemos comprobar en los foros
 
independentistas, con mensajes sutiles. Hace unos días una foto de un
periódico catalán, ilustraba una conversación entre el ministro Wert y un
político, sin embargo, la foto tomada en uno de esos gestos casuales que se
hacen,
  daba la impresión, de que el
ministro había levantado la mano para darle un sopapo. Pero si hiciéramos un
safari entre los periódicos diarios, de un signo u otro nos encontraríamos
fotografías que son una auténtica joya y que muestran ese lenguaje subliminal,
que hace bueno aquello de que
 vale más
una imagen que mil palabras, y yo hasta apuntaría que diez mil. He guardado la
de
  Abc, del 26 de octubre  del 2013 en la que el presidente de la CCAA
de Cataluña va “flanqueado por Rubalcaba y Navarro”,
  hacia un lugar, tapiado por ladrillos. La
imagen de los tres andando a un lugar sin salida, sólo tenía un pie ; “Alfredo
Pérez Rubalcaba, ayer en Barcelona, donde, acompañado por Pere Navarro, fue
recibido por Artur Mas” Pero el mensaje subliminal era evidente.


Cada
día me encuentro con más personas cultas que padecen el “síndrome del eremita”.
–No me cuentes nada, que no me quiero enterar , así vivo mejor.


 Pero en un mundo de impactos de todo tipo,
(todavía en publicidad y marketing se pagan los spots, por la cantidad de
impactos que generan), es imposible librarse de estos bombardeos, que como los
rayos  x, puede que no se vean, pero
sí  descubren tu interior  y si  no
te proteges pueden ser, a la larga, nefastos



Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.