Más de 500 extremeños se someten a pruebas de prevención del ictus

Comparte en redes sociales

Más de 500 extremeños se han sometido este martes a diversas pruebas de prevención del ictus en los hospitales Infanta Cristina de Badajoz y San Pedro de Alcántara de Cáceres, que se han sumado a una iniciativa organizada por la Sociedad Española de Neurología (SEN) con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Ictus, en la que han participado en total 44 hospitales españoles.

[Img #31382]Desde primera hora de la mañana se
han formado grandes colas en las salas de acceso a las consultas externas de
ambos centros hospitalarios para pasar por las mesas instaladas por los
organizadores, en las que tras ofrecerles consejos e información sobre el
ictus, se realizaban a los usuarios varias pruebas, se les proporcionaban sus
resultados con un análisis de los factores de riesgo, y consejos para trasladar
a sus médicos de cabecera.


Una ecografía arterial, toma de
tensión, análisis de glucemia y determinación del índice de masa corporal han
sido, entre otras, las pruebas realizadas a las personas que han participado en
esta iniciativa, que tiene como objetivo dar a conocer la importancia de las
labores preventivas, aprender a identificar las señales de un aviso y saber
cómo actuar para evitarlo.


2.600 ICTUS AL AÑO EN EXTREMADURA


El ictus, un trastorno brusco de la
circulación cerebral que altera la función de una región del cerebro, es la
segunda causa de muerte en nuestro país, la primera entre las mujeres, y afecta
cada año a cerca de 130.000 españoles. De ellos, unos 80.000 fallecen o sufren
una discapacidad.


Actualmente, según datos de la
Sociedad Española de Neurología, más de 300.000 españoles tienen alguna
limitación en su capacidad funcional tras haber sufrido un ictus. En
Extremadura, anualmente se registran unos 2.600 accidentes cerebrovasculares de
este tipo.


En los últimos años la mortalidad
está decreciendo gracias a los trabajos de prevención y detección precoz, a las
mejoras en la atención hospitalaria en las unidades especializadas en ictus, y
al desarrollo de tratamientos aplicados en las primeras horas y nuevos
procedimientos de extracción de trombos.


El número de pacientes atendidos en
hospitales por enfermedades cerebrovasculares ha aumentado un 40 por ciento en
los últimos 15 años. Extremadura es, por detrás tan sólo de Asturias, la
segunda región española en número de ingresos hospitalarios por ictus, con un
índice de 298 por cada 100.000 habitantes.


Según la S.E.N., hasta el 80 por
ciento de los ictus se puede evitar conociendo los factores de riesgo y
siguiendo recomendaciones elementales como una dieta rica y saludable,
ejercicio moderado, control de peso, colesterol, presión arterial y azúcar, y
abandono del tabaco para los fumadores.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.