El activista George Freeman solicita la colaboración del Parlamento extremeño para obtener asilo político

Comparte en redes sociales

El presidente del Parlamento regional, Fernando Manzano, ha recibido este miércoles al activista por los derechos del colectivo LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales), George Freeman, quien ha solicitado la colaboración del presidente para obtener el asilo político en España para él y para sus dos compañeros, Denzil Morlai Kargbo y Ephraim Bernard Wilson.

[Img #31784]Estos  tres activistas se
vieron obligados escapar de su país, con apoyo de la Fundación Triángulo y la
Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), huyendo de la persecución que
sufrían por defender desde 2007 los derechos del colectivo LGTBI en
Sierra Leona a través de la asociación Pride Equality. 


Según ha afirmado Freeman, “la
situación se volvió muy peligrosa” tras la divulgación de sus datos personales
por parte de las instituciones y los medios de comunicación.


George Freeman ha explicado que la
homosexualidad “está criminalizada” en Sierra Leona “gracias a una ley aprobada
en 1864, cuando todavía era colonia de la Corona Británica” y que los límites
de las condenas por ser homosexual están situados entre los diez años y la
cadena perpetua.


Asimismo, ha afirmado en respuesta a
los medios de comunicación, que los activistas por los derechos del
colectivo LGTBI sufren en su país detenciones arbitrarias por parte de la
policía que luego no constan en los informes policiales, por lo que es muy
difícil denunciar la situación ante las Naciones Unidas. 


Freeman ha añadido que a esta
prohibición debe sumarse la “discriminación social” que promueven los
sacerdotes de las dos religiones mayoritarias del país, la islámica y la
cristiana.  

Por su parte, el presidente del
Parlamento ha declarado que ningún extremeño entiende que pueda haber
persecuciones en cualquier país por cuestiones de “raza, condición, ideología u
orientación sexual”, por lo que ha expresado “su máxima repulsa y condena”, así
como la de todos los diputados de la Cámara regional, por estas persecuciones.


El activista ha visitado el
Parlamento extremeño acompañado del presidente de Fundación Triángulo en
Extremadura, José María Núñez, y la experta en cooperación internacional de la
Fundación, Silvia Tostado.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.