Cocina inglesa ( Desde Worcester, en el corazón de Inglaterra )

Comparte en redes sociales

Como esta sección va de gastronomía voy a contar qué y cómo se come por aquí.Siguen por ahí diciendo que en Inglaterra se come mal y eso no es cierto. Tienen hábitos de comida muy diferentes a los nuestros, adaptados a su modo de vida.

[Img #31919]Los ingleses son jardineros, no cocineros y gustan más de
podar setos, injertar rosales o segar el césped que de divertirse cocinando.

 

Comen con frecuencia fuera de casa. Es habitual ver a la
hora del “lunch” a la gente comiendo en la calle el clásico “fish and chips”
acompañado de puré de guisantes. Para comer en casa, suelen comprar comidas
precocinadas en el supermercado o ya cocinadas en el “take away”.

 

Es tradicional salir los domingos a disfrutar de su
“sunday lunch” al Carvery o al pub más cercano dónde lo preparen.

 

Es cierto que la cocina inglesa tiene mucha influencia de
las distintas cocinas orientales, sobre todo india y paquistaní, o el “fish and
chips” que trajeron los judíos sefardíes.

 

Una de las señas de identidad de la cocina inglesa son
las salchichas. Cada región, cada zona tiene las suya propias. Son muy
apreciadas las de Lincolnshire, con denominación de origen, muy especiadas con hierbas
entre las que destaca la salvia. Son famosas las de Cumberland.Las hay de
cerdo, de ternera, de pollo, de pavo, de caza…

 

Uno de los platos tradicionales es el “Toad in the
hole” (literalmente, sapo en el agujero), una masa con las salchichas encima
y cocinada al horno.

 

Los “pies” (pasteles) son otro de los platos
presentes en las mesas de este país. Son algo parecido a la empanada gallega;
pero en vertical. Algo así como un molde de flan forrado de masa, relleno de
carne y tapado con otro pedazo de masa, bien sellado y cocido al horno.

 

Son aficionados a los sabores fuertes, les gustan las
comidas especiadas, los currys, el vinagre, la mostaza y salsas de todo tipo.

 

Empiezan ellos el día con un desayuno contundente: Pan
tostado, huevo frito, bacon, salchichas, champiñones, patatas doradas al horno,
tomate y judías.

 

Sí, si, judías. Unas judías pequeñitas llamadas
“baked beans” con salsa de tomate que venden enlatadas en cualquier
tienda del país.

 

En cualquier pub del país se puede pedir el típico desayuno
a cualquier hora del día.

No en vano decía Somerset Maugham que para comer bien en
Inglaterra, hay que desayunar tres veces al día.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.