ESPAÑA SE RESISTE

Comparte en redes sociales

  La Comisión Europea vuelve a fijarse en  España, y pone nuevas  condiciones y exigencias, advirtiendo sobre
las muchas dudas
que
ellos tienen referente a la hoja de ruta económica para los próximos años. Al
parecer han analizado el proyecto de presupuestos elaborado por el Gabinete de
Mariano Rajoy para 2014, un documento que dicen no garantiza que pueda
cumplirse el déficit del 5,8% incluido en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento,
por lo que el Vicepresidente Olli Rehn asegura que. «Existen riesgos de
incumplimiento y por ello invita a España a adoptar las medidas necesarias en
el trámite presupuestario para corregirlo»,

 

   Menos
mal que el Gobierno español no se achica y por  boca del ministro de Economía, Luis de
Guindos, y el Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, han hecho oídos sordos
«No es necesario, seguimos creyendo que nuestras previsiones siguen siendo
válidas», ha dicho el Ministro de Economía Don Luis de Guindos, y el Ministro
de Hacienda Sr.Montoro, sin ningún complejo ha dicho que «Las advertencias de
la Comisión son las normales. España no debe relajarse para nada.    

  Antes
de ser aprobados por las Cortes en España, el primer borrador de los
presupuestos nacionales que ha sido sometido al veredicto del Ejecutivo
comunitario ha sido el borrador del presupuesto español, actuación inédita,
pero el gobierno español quiere evitar sorpresas ingratas como las surgidas
durante la crisis. España no se fía y aunque las conclusiones de la Comisión
Europea  no son vinculantes, prefiere
“nadar y guardar la ropa”, ya que  tratándose de Bruselas y de un país como
España, pues eso, la advertencia que hace Bruselas es mínima y no deja de ser
un mero consejo y como dicen los expertos, “simplemente  no se sostiene”.

 

   El Gobierno español mantiene su postura, no
como una simple declaración de defensa y de intenciones, sino que más bien se
sustenta en hechos concretos y verificables.España ha realizado uno de los
mayores esfuerzos de reducción del déficit de todo el mundo desarrollado.    El agujero fiscal se redujo en 2,3 puntos
del PIB en 2012, a pesar de que el país sufría una grave recesión. De hecho,
este ajuste se elevó a 2,9 puntos si se descuenta el impacto coyuntural de la
crisis en las cuentas públicas.

 

Además el
desvío estimado por Bruselas descansa sobre una previsión de crecimiento del
0.5 por ciento, mientras que el Gobierno calcula un avance del 0,7 por ciento
en 2014, en línea e incluso por debajo de la inmensa mayoría  de analistas. Es decir, Bruselas peca, en
este caso, de excesivamente precavida. Y ello, sin contar que la Comisión ha
ignorado en sus cálculos algunas reformas de calado, como la fiscal o la
financiación local y autonómica.

 

 Lo
lamentable de todo esto es la desconfianza que algunos países del norte de
Europa manifiestan con respecto a los del sur, cosa que no tiene justificación
alguna y debieran recordar la situación de algunos de ellos después de la
segunda guerra europea (1945) que  precisando
ayuda, por ejemplo España acudió con presteza y generosidad, a pesar de
encontrarse en una situación económica precaria después de las consecuencias de
haber sufrido una guerra civil.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.