Primera sentencia contra la Caja de Extremadura por deuda subordinada

Comparte en redes sociales

El Juzgado de 1ª Instancia núm. 4 de Cáceres dictó el pasado viernes 22 la primera sentencia contra la Caja de Extremadura (hoy Liberbank) que declara nulos los contratos de adquisición de deuda subordinada en 2011, en plena crisis económica, y le condena a devolver cerca de 15.000 euros a una pareja joven.

Los
afectados, una pareja joven, con perfil de ahorradores conservadores, como
destaca la sentencia, creyeron estar contratando un depósito seguro en 2011.

 

Sin
embargo, el director de la sucursal no le avisó en ningún momento de la
naturaleza del producto, calificado de complejo y de alto riesgo. Además, no se
les hicieron los test MiFID, relatando el director que no se realizaron «por
dejadez».

 

Ha
quedado acreditado, según la sentencia «que ni en la fase precontractual ni en
la fase contractual se ofreció a la actora una información suficiente y
adecuada sobre los riesgos que asumían».


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.