ALGO MÁS QUE UNA REVISTA, por Carmelo Arribas

Comparte en redes sociales

[Img #32542]A
nadie le cabe ya la  menor duda, de que
uno de los activos más importantes que tiene la ciudad de Mérida juntamente con
su pasado romano, es la figura de Santa Eulalia.  D. Juan Fernández López, gran estudioso de la
mártir emeritense, cita hasta 576 lugares y pueblos de España y Portugal, que
llevan el nombre de Eulalia. Es evidente que muchos de ellos no son conscientes
de ello.  Nace la revista con esta
vocación de divulgar  y cultivar este
tesoro llamado  Sta. Eulalia, y en un
primer momento, el Excmo.  Ayuntamiento, consciente
de ello, era el responsable directo de su edición. José María Álvarez cogió,  hace  18
años, este reto, y la Asociación de la Mártir ha continuado con este testigo,
hasta la actualidad, por ello este es el número dieciocho, de la misma. En la
futura Fundación de Estudios  Eulalienses,  no cabe la menor duda, de que esta
publicación tendrá un lugar destacado, porque concentra, entre sus páginas,  no sólo los aspectos devocionales, sino también
los históricos y de investigación, en torno a la Mártir.

 

Es
esta revista, un trabajo, que en lenguaje teatral o cinematográfico llamaríamos
“coral”. Partiendo de la importancia de los anunciantes, sin cuya colaboración
es imposible la edición, que suelen ser fieles a la llamada, aunque algunos
habituales, por la crisis y otras circunstancias,  han dejado de aparecer.  Siguiendo con los autores-investigadores,
pintores,  poetas y escritores que han
puesto en ella, lo mejor, no sólo de su saber sino también de su cariño por la
mártir, que es algo que rezuma de entre sus palabras escritas. La portada que
representa una vidriera de la Basílica de Santa Eulalia, es original de
Ceferino López, siguen los saludas, imprescindibles, del sr. Arzobispo,
Alcalde, el presidente de la Asociación, o las de las entrañables las palabras
del Párroco de la Basílica, y de Totana y Almonaster,  poblaciones en las que con no poca frecuencia
se ha mirado Mérida, por el  amor  ciudadano a la Mártir Eulalia. Página a
página,   José Mª Álvarez, Mario Hernández, José Luis de
la Barrera y Agustín Velázquez, quieren dejar constancia de la importancia de
un hito, que como todo el mundo sabe es un lugar de referencia, como  ha sido la presencia durante años de José Mª
Álvarez como presidente de la Asociación.

 


Personajes como el pintor Jimber, con uno de sus cuadros, o el poeta Rufino
Félix, destilan sobre las hojas su saber artístico y poético. Antonio Mateos,
nos recuerda viejos tiempos entrelazando algo  aparentemente sin sentido, como es  Sta. Eulalia y el Ferrocarril. Fernando
Delgado trae con sus conocimientos de la vida emeritense un retazo  sobre la historia del ramo de la Mártir de
1856. Rafael Sabio, nos recuerda en un estudio, sobre el Crismón, que la
historia visigoda es una gran asignatura pendiente que tiene esta ciudad.
Carmelo Arribas argumenta sobre la falsa identificación de un cuadro de
Zurbarán, definido erróneamente como Sta. Isabel de Hungría. Rosa Lencero también
se asoma a sus páginas con un emotivo relato. Conrado García y José Antonio
Peñafiel, hacen un interesante estudio de la evolución, en el registro civil de
la ciudad del  nombre de Olalla y  Eulalia. Agustín Velázquez, recuerda al emeritense
padre de Santa Catalina. Ángel Teixeira hace una semblanza de la mártir  con el trasfondo de la Romería de Perales

 

Existe
siempre un “Rincón Eulaliense” en el que se da un repaso de la historia y las
actividades de la Asociación, en donde, este año, se incluye la elección de la
nueva directiva, siempre con voluntad de servicio.

 

Con el deseo
de que la publicación llegue a las manos de todos los que lo deseen, habrá unos
puntos de venta en librerías y Kioskos de la ciudad, a un coste de tres euros,
inferior al coste de la misma, pero lo importante es que sea algo que se
aprecie, porque como bien se sabe, lo que es gratis, nunca se valora . Pero lo
importante de ella es que, no es un objeto lleno de fotografías y letras, sino un
contenedor de sentimientos, no sólo de los que aparecen con sus artículos o
citados en ella, sino los de todos los emeritenses.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.