Rogelio Cabado: Es momento de adentrarse en un mundo de relación, de amistad, de alegría y futuro como son los coros parroquiales

Comparte en redes sociales

Interesante entrevista la realizada por Miguel Fresnda a Rogelio Cabado, cantautor, compositor y director musical, así como director del Coro diocesano.

[Img #32576]



¿Qué
conclusión sacas del IV Cursillo de Música y Evangelización? ¿Acude casi la
misma gente al mismo y cómo se va completando su formación musical y litúrgica,
incluso religiosa?


 Mi
conclusión es muy positiva. La temática que hemos abordado por intención
particular de nuestro obispo era “la Liturgia en nuestras celebraciones”.
Algunos de los asistentes son personas que han participado en el curso otros
años y supone para ellos una prolongación de otras ediciones, que se articulan
y complementan, por ello esta edición, con un gran interés, ha permitido tener
ideas claras y enriquecedoras en este campo. Con ello también se han ofrecido,
además de los talleres propiamente de ensayo de canciones, un taller de danza
contemplativa y recursos técnicos para la creación de un estudio de grabación
para nuestros grupos. Hemos atendido las sugerencias de los cursillistas de la
edición pasada, todo un logro que ha permitido abrir el horizonte. Mi
conclusión global es que hay mucho interés por parte de muchas personas, en
estos temas de técnica vocal, dirección e interpretación con coros, aunque
presiento que son muchas las personas que desconocen la realidad de estos
cursos. Ciertamente lo anunciamos por todas partes, pero quizá ayude a motivar
si uno siente realmente la necesidad de seguirse formando en este campo.


    ¿Cómo va el
proyecto del Coro Diocesano, tan acariciado por nuestro prelado? ¿Cuántos
acuden, de qué coros o corales proceden, qué se requiere para pertenecer, periodicidad
de ensayos y proyectos? ¿Cuándo puede empezar a cantar “coram populo”?

 

El
coro diocesano “San Pedro de Alcántara”, como lo ha bautizado nuestro Obispo,
ha tenido tres ensayos. Acabamos de comenzar y la ilusión e implicación por
parte de sus miembros es mucha. Muchas esperanzas están puestas en esta nueva
realidad que entre todos hacemos posible. D.Francisco Cerro, me encomendó esta
labor de empuje inicial con mi propio estilo y así lo vamos haciendo. No quiere
ser un sustituto de los coros parroquiales, sino un complemento que no absorba
las exigencias de cada coro. Los componentes actuales son en su mayoría
miembros de otros coros. Al coro vienen asistiendo unas 60 o 70 personas, de
todas las edades. Al coro se ha añadido músicos instrumentistas:  Organo, guitarra, acordeón, saxo, viola,
violín, flauta travesera, percusión. Puede ser una bella realidad que está
llamada a crecer y dar mucha vida, y hacer mucho bien. Cantamos, interpretamos
para dar más vida a las celebraciones litúrgicas más importantes durante el
año. Todos cuanto allí estamos acariciamos esa realidad con especial interés,
pues también es una forma de evangelización en la que aportamos lo mejor de
nosotros. Los ensayos en este momento son cada mes y medio o dos meses,
realmente poco, aunque estamos viendo la posibilidad de dar alguna periodicidad
mayor a fin ir preparando nuestra primera misa.   


 ¿Hay relevo
generacional en el canto coral, en los coros parroquiales y en las corales o
más bien adolecen de mucha edad? ¿Qué Haces para implicar a los jóvenes y niños
en esta tarea musical litúrgica? ¿Y qué podíamos o deberíamos hacer los demás?

 

Los
coros parroquiales son habitualmente de personas mayores, hay coros con mucha
fuerza joven. Pienso en el coro del Beato Marcelo Espínola que lo forman
familias jóvenes, que asisten con sus niños pequeños a la celebración y viven
así sus Eucaristías dominicales, a pesar de su escaso tiempo de ensayos, con
estupendos resultados.  Lo mismo podría decir
de otros coros. El coro Dedinju, de la ermita de la Paz  tienen misa para jóvenes los domingos a las 8
de la tarde,…. El campo musical es muy rico para los jóvenes, es cierto que
hemos tenido una época de estas ausencias en la Iglesia, pero es momento de
salir de esa realidad para adentrarse en un mundo de relación, de amistad, de
alegría y futuro como son los coros parroquiales y que se impliquen con
canciones nuevas, vivas,  que sepan
recoger lo antiguo y lo nuevo y de esta manera ofrecer en nuestras asambleas
celebrativas una riqueza llena de juventud y frescura. Hay que hacer lo posible
por parte de los mayores, para animar a hijos, nietos, unir fuerzas e
implicarnos todos. Los jóvenes y niños necesitan un espacio que les permita
crecer desarrollando sus inquietud estética para vivir así la fe. Esto sería
una educación equilibrada para hacer personas nuevas para nuestra sociedad.


Tu balance
musical y religioso de esta Año de la Fe que termina y que se está celebrando
también musicalmente e incluso con conciertos por la paz como el de anoche. ¿Y
de las propuestas del Papa Francisco?

 

 Mi balance musical de este año de la fe en nuestra diócesis de Cáceres es
altamente positivo. Todo comenzó con un año de antelación cuando D.Francisco me
propuso la creación de un disco para este año de la FE y que está dando hoy su
fruto. Cuando terminamos la III edición del curso de Música y Evangelización en
la Virgen de la Montaña, lanzó la idea, que asumí con mucha dedicación y gran
afecto, y yo abracé esta realidad por el efecto que me une a él. De Ahí nació
el disco SEÑOR Y DADOR DE VIDA, una Eucaristía completa que anima a vivir nuestra
fe. Otra realidad ha sido la IV edición del curso de Música y Evangelización,
así como la creación del Coro y orquesta Diocesano de CC, que ya es una
realidad y un aporte estratégico para nuestros coros parroquiales y una nueva
forma de evangelización desde la música. Todo un reto que se va enriqueciendo.
Unido a ello, he venido trabajando en dos nuevos discos con motivo del V
Centenario del nacimiento de Sta Teresa de Jesús, son antífonas que recogen dos
de sus libros y que he resumido y condensado en diez u once canciones cada uno y
que pronto verán la luz. Estos dos discos completan la trilogía que he creado
para este momento y que nacen en este año de la Fe. Una vez termine con ellos
produciré dos discos más donde cantarán 14 cantautores cristianos de todo el
mundo y uno más de antífonas de todo el mundo cantadas por coros diversos. En
fin, el año de la Fe ha sido un trampolín de iniciativas que ojalá de todo
el  fruto que merece el esfuerzo y la
ilusión con la que se trabajan…

 

Me gustaría alentar a todos cuantos lean estas letras, que hoy la FE es
respuesta para los continuos interrogantes humanos. No es fácil vivir la
religiosidad hoy en nuestra sociedad. Con frecuencia, por temor o un falso
pudor nos cuesta manifestar lo que somos desde la convicción del corazón. Hoy
es la hora de los laicos, esto es, hombres y mujeres que con naturalidad
manifiestan sin miedo su identidad porque les llena y desean que otros vivan la
belleza y la riqueza que a ellos les mueve. Quiero animar a todos a impulsar la
música cristiana, escuchándola, hay trabajos una gran calidad. Escucharla y
propagarla, regalando  discos de música
de evangelización. Nuestra Iglesia Católica tiene muchos recursos en ese
sentido y debemos conocerlos y aprovecharlos. Al tiempo, me gustaría invitar a
todos, a participar del Coro Diocesano de Cáceres, que hemos comenzado. Es un
proyecto ilusionante, lleno de amistad y de una gran belleza artística, donde
todos vamos a lo mismo desde la estética del evangelio.

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.