La Consejería de Fomento recupera dos viviendas sociales en Cáceres

Comparte en redes sociales

La Consejería de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo ha recuperado dos viviendas de promoción pública en Cáceres, cuyos adjudicatarios no ocupaban ni pagaban. Estos pisos vacíos, ubicados en las calles Ródano y Lucas Burgos, se entregarán próximamente a familias con bajos recursos que están en lista de espera en la capital cacereña.

El departamento que dirige el consejero Víctor del Moral ha reiterado que seguirá siendo muy riguroso contra quienes, como en el caso de hoy en Cáceres y de ayer en Plasencia, “no hacen un buen uso de las viviendas del parque público de todos los extremeños”.

“Nuestra actuación no es fruto del capricho, es una auténtica necesidad y por ello estamos tomando las medidas necesarias, siguiendo siempre criterios racionales y legales, para que las viviendas públicas de Extremadura estén en manos de quienes las necesitan verdaderamente, y no de quienes no las precisan, las destrozan, las destinan a trasteros o incluso a actividades ilícitas”, asegura la Consejería de Fomento.

Asimismo, garantiza que todos los desahucios que se han ejecutado tienen amparo judicial y se están ejecutando tras un largo, complejo y garantista proceso, resultado del trabajo de la Comisión Técnica de Intervención Social de Viviendas.

“Estamos convencidos de que lo que generaría alarma social sería mantener la actuación pasiva de la Administración, dejar que esto fuera la ley de la jungla y estar de brazos cruzados viendo cómo se malgasta el dinero público y cómo no se defiende a los más débiles”, ha indicado la Consejería.

En el caso de los dos desahucios de Cáceres, se han producido esta miércoles en estrecha colaboración con la Delegación del Gobierno en Extremadura, tras contar con las respectivas resoluciones judiciales.

RECIBOS IMPAGADOS

En ambos casos, las viviendas no estaban ocupadas desde hace tiempo por sus adjudicatarios, que residen en otros inmuebles y, además, tampoco se abonaban al Gobierno de Extremadura las cuotas mensuales de alquiler desde hace años.

Uno de los adjudicatarios adeudaba 143 recibos por importe de 7.500 euros y otro 190 cuotas por un valor de 5.000 euros.

Los desahucios, debidamente autorizados por la autoridad judicial, se han desarrollado con total normalidad y suponen la finalización del expediente.

Sobre el desahucio que tuvo lugar el martes en Plasencia, la Consejería de Fomento reitera que la vivienda, ubicada en la calle Rubén Darío, estaba vacía y que la recuperación de ésta se ha producido una vez que la adjudicataria falleció y que el hijo no la ocupara y mantuviera los impagos de las cuotas de alquiler social.

En concreto, se adeudaban 103 recibos mensuales por un importe total de 4.751 euros.

En el informe elaborado por Fomento se certifica que nadie vivía en la casa, por un doble motivo: porque así lo manifiestan los vecinos y porque el servicio de aguas confirma que en la vivienda no se consume agua desde hace más de un año.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.