Publicado el decreto de ayudas al pequeño comercio minorista y la creación de franquicias

Comparte en redes sociales

El Diario Oficial de Extremadura ha publicado este jueves el decreto de ayudas para mejorar la competitividad del pequeño comercio minorista y apoyar la creación y promoción de franquicias, a las que el Ejecutivo regional destina 743.000 euros en la primera convocatoria para 2014.

La nueva normativa de estas ayudas incluye
como beneficiarios a los autónomos que se incorporen a la actividad comercial y
a las microempresas y pequeñas y medianas empresas de nueva creación para
mejorar su potencial de mercado y facilitar una gestión competitiva.

 

Con el objetivo de simplificar y agilizar los
trámites, el Gobierno extremeño ha refundido en un único decreto las diferentes
líneas de ayudas dirigidas al sector, con subvenciones para la implantación de
empresas comerciales, la modernización y mejora de la competitividad de
negocios ya establecidos, así como para apoyar la creación, desarrollo y
promoción nacional e internacional de franquicias.

 

Para mejorar la competitividad del pequeño
comercio minorista, las ayudas consistirán en una subvención del 40 por ciento
de los gastos referidos a la sala de venta del negocio, tales como obras de
reforma del local y adquisición de mobiliario, equipos o elementos de
decoración, equipamiento comercial, terminales de punto de venta y programas de
gestión, con un máximo de 20.000 euros por establecimiento.

 

Las ayudas para la creación de franquicia
serán también del 40 por ciento de la inversión, con un límite máximo global de
5.000 euros, para los gastos de confección de franquicia, de diseño de la
identidad e imagen corporativa, entre otros. Mientras, para la instalación de
primera o segunda tienda piloto, la ayuda para afrontar el 40 por ciento de la
inversión puede alcanzar los 30.000 euros por establecimiento.

 

Asimismo, existen ayudas para la promoción
nacional e internacional de la empresa franquiciada para cubrir costes de
asistencia a ferias y misiones comerciales, concretamente para sufragar el
alquiler de espacios en ferias sectoriales, transporte de materiales y
mercancías para exposición, gastos de viaje y gastos de publicidad de
lanzamiento en medios de comunicación.

 

Estas ayudas se enmarcan el Plan de Mejora de
la Competitividad del Pequeño Comercio Minorista de Extremadura y para la
concesión de las mismas se valorará que los interesados hayan participado en el
Programa de Formación y Asesoramiento de dicho plan, que aún tiene el abierto
el plazo de inscripción a través de la web www.extremaduraavante.es

 

También se valorarán aspectos como la
creación neta de empleo, las empresas comerciales radicadas en municipios de menos
de 5.000 habitantes y que el beneficiario de las ayudas se vaya a hacer cargo
de un negocio que venga funcionando desde hace más de diez años o lo haya hecho
en el último año.

 

Podrán beneficiarse de estas ayudas las
empresas con domicilio social y fiscal en Extremadura y que desarrollen su
actividad dentro de esta comunidad autónoma, que podrán presentar sus
solicitudes en el plazo de un mes desde la publicación, este jueves, de la
convocatoria en el Diario Oficial de Extremadura.

 

SECTOR CLAVE

 

El pequeño comercio minorista es un sector
clave para el conjunto de la economía extremeña, puesto que representa el 20 por
ciento de las empresas de la región, un porcentaje superior a la media nacional,
que se sitúa en el 15 por ciento, y emplea una parte importante de la población
ocupada, con una alta representatividad del autoempleo, siendo autónomos el 63
por ciento de las empresas comerciales minoristas.

 

En el actual escenario en el que conviven
distintos formatos comerciales para responder a las exigencias del consumidor,
las singularidades del pequeño comercio pueden suponer una oportunidad para la
pyme comercial porque su pequeña estructura permite introducir cambios con
mayor velocidad y su contacto con el cliente posibilita detectar más
rápidamente sus nuevas necesidades.

 

Además, la ubicación del pequeño comercio le
permite beneficiarse de sinergias con otros sectores como el turismo y la
hostelería, y a su vez con otros establecimientos comerciales.

 

En todo caso, la supervivencia del comercio
minorista depende de su capacidad para modernizarse en ámbitos que se pueda
diferenciar y resultar competitivo, y con este decreto de ayudas el Ejecutivo
regional pretende poner en manos de las pymes comerciales las herramientas para
cumplir esos objetivos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.