Publicado el decreto por el que se declara al Palacio Carvajal-Girón como Bien de Interés Cultural

Comparte en redes sociales

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado hoy el decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de monumento, al Palacio Carvajal-Girón, en Plasencia, tras la aprobación del citado decreto por el Consejo de Gobierno en su reunión del pasado 23 de diciembre.

[Img #33029]La declaración viene motivada por constituir un
interesante ejemplo de arquitectura monumental, que conserva sobresalientes
valores patrimoniales como síntesis de las múltiples reformas acometidas a lo
largo de su historia.

 

El Palacio Carvajal-Girón, también conocido como ‘Palacio
de Ansano’, se sitúa en el casco histórico de Plasencia. Está conformado por un
edificio y dos patios a continuación de sus costados derecho y trasero. El frente
principal se abre a la plaza de Ansano, mientras que la fachada trasera da a la
calle Trujillo.

 

El inmueble actual debe de remontarse al siglo XVI,
aunque en su interior se aprecian adiciones e importantes reformas
arquitectónicas que debieron de transformar parcialmente la fisonomía de
elementos y espacios. Se construyó a continuación del lugar que en su día
ocupara la judería placentina, una vez que fue desalojada de su ubicación
original en el entorno del Palacio de Mirabel.

 

Su origen está ligado a uno de los linajes nobiliarios
más destacados de la ciudad y de la región, entre cuyos hijos se halla el que
fue célebre obispo de Coria a comienzos del siglo XVII, Pedro de Carvajal y
Girón y Loaysa.

 

Se trata de una construcción de dos alturas y de
planta aproximadamente cuadrangular. Su fachada principal y de porte más
destacado está hecha con fábrica de sillares almohadillados; un gran vano de
acceso en arco de medio punto sobre el que se sitúa esculpido un gran escudo
nobiliario de los Carvajal, y ventanas de formato vertical con recerco de
granito, dos flanqueando la puerta principal y otras cuatro en la planta
primera.

 

La prolongación de esta fachada hacia la callejuela de
Santa Isabel, en cambio, muestra un paramento liso, con fábrica de mampostería
y revoco de mortero de cal. En el flanco lateral, correspondiente a la calle de
Vargas, el muro es también de mampostería y en el mismo se abren grandes huecos
verticales, algunos abalconados.

 

En la parte superior de una de las esquinas se
inscribe un nuevo emblema heráldico, como el del vano de acceso principal,
coronado por un yelmo. Hacia atrás, la fachada de la calle Trujillo muestra la
continuidad arquitectónica del edificio, con dos balcones por cada planta, y
una tapia de porte, factura y altura más modesta, que corresponde al
cerramiento de un patio posterior.

 

Interiormente cuenta con elementos de interés como,
entre otros, un patio parcialmente porticado y soportado por estructuras
adinteladas de granito, con balaustrada en la segunda altura y escalera,
forjados, pavimentos, azulejería, etcétera.

 

Durante los años 2010 y 2011 el Palacio Carvajal-Girón
fue reformado sustancialmente para adaptarlo a su nuevo uso hotelero.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.