COJONDONGO, por Valdomicer

Comparte en redes sociales

Este si es un plato genuinamente pastoril.
En verano, a media mañana, a la sombra de una encina, un alto para preparar el cojondongo con los apaños que llevan en el morral. Pan, ajo, sal, aceite y vinagre guardados en recipientes de cuerno y agua fresca del barril. Todo ello majado en un cuenco de madera de encina llamado dornejo o dornillo. Pobre y sencillo. Humilde y recio.

[Img #33514]Hoy se
le agregan verduras (tomate, pimiento, cebolla, pepino…) o carnes,
generalmente asadas y hechas hebras o tiras muy finas (pollo, conejo, cerdo,
caza…), huevos duros y jamón.

Claro
que también se puede tomar solo o acompañado de aceitunas aliñadas o de uvas.

Ha de
hacerse con pan asentado de un día para otro, si el pan está blando se hace una
pasta de textura poco agradable.

Vaya
por delante decir que no tengo paciencia ni dornillo, por lo que me sirvo de
una batidora para esta elaboración.

[Img #33515]

Ingredientes:

Pan,
ajo, sal, aceite, vinagre y agua.

Tomates,
pepinos, pimientos rojos y verdes, cebolla. Cortados en trocitos

Pollo
o conejo o cerdo… Hechos hebras.

Jamón
en bastoncitos y huevo duro.


Poner
el pan a remojo un par de horas antes, escurrirlo bien y echarlo al vaso de la
batidora junto a los demás ingredientes. Las cantidades van en gustos, opino
que hay que ser generoso con el aceite.

Batirlo
a velocidad media hasta que tenga la consistencia de una mahonesa.

Cotar
las verduras en cuadraditos y ponerlas en cuencos para que cada uno se sirva
según sus gustos.

Es muy
raro encontrar este plato en las cartas de los restaurantes, aunque alguno se
ha hecho famoso precisamente por tenerlo habitualmente.

En
Antequera lo llaman “porra”, en Córdoba, “salmorejo” y aquí
las señoras lo piden al oído y en voz baja.

 

 

 

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.