Candelas, Compadres y Carnaval en Ribera del Fresno

Comparte en redes sociales

Ribera del Fresno se aproxima a su mes más loco del calendario, febrero, con la quema de multitud de candelas.

[Img #33516]El próximo sábado 1 de febrero, todos los vecinos de la localidad pacense de Ribera del Fresno se agruparán entorno a sus fogatas particulares para celebrar el tradicional DÍA DE LAS CANDELAS, una fiesta que cada año va alcanzando más protagonismo. Para celebrar la fiesta del IMBOLOC alrededor del fuego. Todas aquellas personas interesadas en participar, podrán apuntarse en el Ayuntamiento hasta las 13:00 horas del jueves 30 de enero. 

El Imbolc es uno de las cuatro principales festivales del calendario celta, y en tiempos más recientes ha sido celebrado como el festival del fuego. Curiosamente Yggdrasil: es un fresno perenne, el árbol de la vida que une los nueve mundos, son las raíces celtas que perduran aún en la villa pacense de Ribera del Fresno. De ahí que, los oppida betúricos, como el de Hornachuelos, yacimiento local, fueron núcleos de población mixta, en torno a ellos, se reorganizaron la sociedad, la economía y el pensamiento de los pueblos prerromanos (célticos y túrdulos). El Imbolc se asocia convencionalmente con el 1 de febrero aunque el festival celta comienza el 31 de enero. 

Años anteriores se han superado más de la treintena de candelas que ardieron en las gélidas calles del municipio y alrededor de ellas cada uno de los vecinos pudieron degustar chorizo y sardinas asados al calor de las brasas; así como beber los tradicionales vinos de la tierra. 

La fiesta continuará con la celebración del DÍA DE LOS COMPADRES el 20 de febrero en donde todos los habitantes de la localidad se concentran en diferentes parajes ya sean locales, cortijos o naves, para degustar los típicos Vinos de Pitarra del pueblo; así como los primeros productos de chacina. Se trata de un buen motivo para pasar una jornada campestre con la familia y amigos. 

A lo largo del día, el grupo de compadres se dedica a realizar unos “monigotes” o “peleles” caracterizados por tener sus atributos fálicos de forma exagerada. Ello demuestra el carácter atávico de este festejo en tanto que tiene un sentido de llamamiento a la fertilidad (de llamamiento a la primavera). Por la noche todos los grupos de compadres con sus respectivos peleles regresan al pueblo, donde se reúnen para quemar el “compadre”, al invierno, junto con los pecados y los males en la candela del río.

Ambos festejos, LAS CANDELAS Y LOS COMPADRES, sirven para purificar, para dejar atrás lo malo recurriendo con ello al fuego, y son además preludio del Carnaval, de la llegada del Carrus Navalis que trae consigo a la diosa primavera, cerrando el mes con el entierro de la sardina y su quema como no en la hoguera. Las tres “C” que suelen acompañar a “febrerillo el loco” cada año, Ribera del Fresno se aproxima así a su mes más loco del calendario, febrero, con la quema de multitud de candelas. 

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.