UGT: El peor enero, brutal repunte del paro

Comparte en redes sociales

Para UGT, El manantial de parados en Extremadura no se agota. Seguimos rozando los máximos históricos. El comienzo del año ha sido demoledor con 7.581 nuevas personas desempleadas inscritas y 6.480 afiliados menos en lo que constituye el peor enero de la historia en la región.

El incremento del paro ha sido generalizado, en todos los sectores, en todos los territorios; por sexo, por edad, por lo que no cabe achacarlo a causas ajenas a la realidad económica extremeña o a ocasionales efectos externos inducidos. Las excusas y los paños calientes sobran, faltan políticas que afronten de forma decidida esta catastrófica situación. Independientemente del motivo, son 152.618 personas sin empleo y eso es incuestionable. La superación de la crisis parece lejana, ya que los procesos de ajuste siguen en marcha mientras la recuperación sólo lo es de nombre. La reforma laboral que ahora cumple 2 años no ha traído a Extremadura más que perjuicios y pobreza.

Los datos de paro registrado en enero acentúan la pésima evolución del mercado de trabajo extremeño. Superando incluso la tremenda subida del mismo mes del año pasado, en enero se vuelve a registrar un incremento brutal del desempleo que creció en 7.581 personas, un 5,23%, porcentaje que duplica al aumento del 2,41% registrado en el ámbito nacional. Este aumento catastrófico se confirma desgraciadamente con la caída de 6.480 afiliados.

La comparativa interanual arroja 518 parados más que hace un año, un 0,34% más. Los pretendidos apuntes de recuperación en Extremadura se ven frustrados por la realidad. Los indicadores del paro siguen en rojo, por mucho que el Gobierno extremeño quiera empeñarse en ver verde donde no lo hay. Si hace 10 días la EPA indicaba que el paro bajaba por la retirada de activos, en esta ocasión el paro crece dando contenido al supuesto de que hay más parados en la región de lo que refleja el paro registrado y que sólo acuden a registrarse si existe una motivación suficiente, en términos de expectativas, como para hacerlo.

La evolución del paro por sectores económicos revela aumentos sectoriales generalizados, aunque ubicados principalmente en los servicios (+5.003) procedentes de secciones de actividad que retroceden ampliamente como son el comercio al por menor (+9,82%) servicios de comida (+8,57%) y, en menor medida, diversas actividades de las administraciones públicas (+2,96%). La tradicional finalización de contratos temporales está en el origen de estas subidas descomunales. Es destacable el aumento del desempleo en la agricultura (+1.183), la construcción (+500) la industria (+411) y los demandantes de primer empleo (+484).Y no todos opositan.

La contratación en enero vuelve a reflejar la escasa presencia del empleo de calidad. Del total de 36.947 contratos sólo el 3,6%, (1.329) fueron indefinidos.

Por su parte, el año 2013 se cerró con 83.009 perceptores de algún tipo de prestación por desempleo en nuestra región, lo que supone una tasa de cobertura del 57,2%. Hace un año esta tasa era del 60%, es decir la mayor celeridad en la subida del desempleo y el agotamiento de prestaciones llevan a que en la actualidad 62.028 extremeños desempleados no tengan protección social por desempleo, cuando hace un año la cifra era de 58.421. Es urgente, por tanto, arbitrar medidas reales y efectivas, no de cara a la galería como está pasando con la renta básica, que mitiguen el impacto social de la crisis en este colectivo de parados sin ingresos.

Estos pésimos datos de desempleo son consecuencia de las erróneas políticas económicas desarrolladas por el Gobierno del PP, que solo están generando destrucción de empleo, peores condiciones laborales y más desigualdades y pobreza. UGT Extremadura rechaza el camino del recorte, el subempleo, los bajos salarios y la devaluación de derechos en el que algunos pretenden ahondar, cuyo resultados será el mantenimiento del estrangulamiento económico actual, con el consiguiente fin del desarrollo sostenible e integrador y una involución social y laboral inaceptable.

En este contexto, el Sindicato considera que la opción para poder reactivar el consumo y la demanda interna, y crear empleo, es potenciar las rentas y las prestaciones de los ciudadanos, sin las cuales la recuperación de la producción y del empleo no será posible.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.