Extremadura junto a otras cinco comunidades demandan que se tenga en cuenta las variables de despoblación

Comparte en redes sociales

El gobierno extremeño, junto a los de Aragón, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha, y Castilla y León -comunidades que representan el 60% del territorio nacional y el 23 % de la población- han demandado que el nuevo sistema de financiación autonómica tenga en cuenta las variables de despoblación.

Asimismo
han pedido que se de una respuesta conjunta al problema de declive demográfico
que ya se padece en estas regiones y que, en el futuro, se agravará
extendiéndose a otras Comunidades Autónomas.

 

Son
las conclusiones fundamentales del II Encuentro Interterritorial por el Cambio
demográfico, celebrado en la sede del Gobierno de Aragón, donde los ejecutivos
aragonés, asturiano, gallego, castellano-leonés, castellano-manchego y
extremeño han pactado un texto.

 

En
él se insiste al Gobierno de España en que es fundamental una nueva ponderación
de las variables de densidad, dispersión, envejecimiento y población protegida
en el nuevo sistema de financiación autonómica, específicamente en el Fondo de
Garantía, además de establecer una mayor dotación a los fondos específicos de
Cooperación u otros que se puedan plantear.

 

En
el mismo sentido, se reclama al Gobierno de España la creación de un grupo de
trabajo en el Ministerio correspondiente para fijar e implantar medidas
tendentes a corregir esa despoblación.

 

Al
mismo tiempo, se considera necesaria la creación de una Comisión parlamentaria
que recabe las opiniones de los expertos y eleve a los Gobiernos las medidas
sugeridas por los técnicos a través de una Estrategia Nacional por la demografía.

 

Se
trata, en palabras del consejero de Administración Pública extremeño, Pedro
Tomás Nevado-Batalla, de dar solución a “un problema estructural que requiere
de una estrategia a nivel nacional. Nuestras regiones -ha indicado
Nevado-Batalla- son un indicador adelantado de lo que puede pasar en otras
zonas y hay que darles solución con una visión de unidad, con la visión de
hacer más España”.

 

TRABAJO CON OTRAS
REGIONES DE LA UE

 

De
manera paralela, los seis territorios presentes en este encuentro consideran
fundamental trabajar con otras regiones de la Unión Europea en las que existen
problemas similares de despoblación, teniendo en cuenta que desde Europa se
apuesta por que las políticas de cohesión y sus fondos se destinen
fundamentalmente a reducir las diferencias entre los niveles de desarrollo de
las regiones, con especial hincapié en las zonas rurales o aquellas con
desventajas demográficas graves y permanente como es el caso.

 

Para
ello, se preparará una jornada de trabajo con otras regiones europeas
(especialmente, aquellas que hayan conseguido afrontar con éxito desafíos
demográficos) a fin de intercambiar información y experiencias, con
participación de los consejeros responsables.

 

Dicha
Jornada, a celebrar en Bruselas, coincidirá con un encuentro con el Comisario
Europeo de Empleo y Asuntos Sociales.

 

La
cumbre demográfica de Zaragoza ha contado con la presencia de la presidenta de
Aragón, Luisa Fernanda Rudi, que se ha sumado a la primera parte del encuentro
que han mantenido los consejeros de Política Territorial e Interior del
Gobierno de Aragón, Antonio Suárez; Presidencia y Portavoz del Gobierno de
Asturias, Guillermo Martínez; Bienestar y Trabajo de Galicia, Beatriz Mato;
Presidencia y Portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de
Santiago-Juárez; Empleo y Economía de la Junta de Castilla-La Mancha, Carmen
Casero; y Administración Pública del Gobierno de Extremadura, Pedro Tomás
Nevado-Batalla.

 

El
encuentro se ha cerrado con la decisión de que Mérida sea la sede de la
siguiente reunión de este foro, que volverá a celebrarse en el mes de junio.

 

RASGOS DEMOGRÁFICOS DE
EXTREMADURA

 

Extremadura
representa el 2,34% de la población española, y el 8,23% de su extensión, y
ofrece en este momento los primeros rasgos de una población en proceso de
envejecimiento, con elevada esperanza de vida y población mayor de 65 años, y
una población menor de 15 años cada vez más reducida.

 

La
región comparte con las Comunidades Autónomas del Foro similares índices
demográficos propios de una población envejecida y en retroceso demográfico.

 

Más
de la mitad de los municipios extremeños no llega a 1.000 habitantes, y en
algunas comarcas las densidades demográficas son inferiores a cinco habitantes
por kilómetro cuadrado, lo que implica nuevos retos en los ámbitos económicos y
sociales relacionados con la prestación de servicios y la definición de
políticas de financiación.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.