Los extremeños duermen menos y peor desde que comenzara la crisis

Comparte en redes sociales

Los extremeños duermen menos y peor desde que comenzara la crisis, y casi 8 de cada 10 (78,72 por ciento) aseguran que sufren más estrés, y lo hacen más las mujeres que los hombres, según un informe sobre hábitos de vida saludable presentado por Herbalife.

El aumento del estrés entre los extremeños ha provocado la
disminución del tiempo de sueño y empeorado su calidad. Así, el 31,91
por ciento de la población asegura dormir las ocho horas como mínimo
recomendadas, mientras que la tónica general es no alcanzar las siete
horas de sueño (6,96 horas de media).

   Además, dormir “ha dejado de ser sinónimo de descansar”. Más de la
mitad de los extremeños (57,45 por ciento) se levantan ahora más
cansados que antes de la crisis; y es que los extremeños que “logran
conciliar el sueño del tirón son cada vez menos” (29,79 por ciento).
Sólo el 48,94 por ciento de la población considera que duerme bien.

   Sin embargo, la mayoría de los extremeños, el 76,60 por ciento,
afirma que no necesita tomar medicamentos para dormir. De forma
habitual, menos de un 5 por ciento de la población hace uso de ellos. No
obstante, de nuevo, son las mujeres, más que los hombres, quienes
necesitan calmantes que les faciliten el descanso. El 23 por ciento de
los extremeños asegura tomar somníferos para poder dormir.

   Según el estudio tres de cada diez extremeños (34,04 por ciento)
se preocupa menos por lo que come. Un porcentaje mayor, el 74,47 por
ciento, declara consumir alimentos más baratos, y uno de cada tres,
38,30 por ciento, consume menos cantidad de alimentos en las comidas.

   En este sentido, el médico especialista en Medicina Deportiva y
miembro del Consejo Asesor Nutricional de Herbalife Julián Álvarez,
asegura que esa relación entre el estrés y las deficiencias en el
descanso debe tener “un enfoque más amplio”.

 “En ocasiones ese estrés también nos hace descuidar nuestra
alimentación y hábitos de vida saludable. Y es en esos momentos cuando
más debemos vigilar que esto no ocurra. Ya que todo ello está conectado,
una mala alimentación puede afectar negativamente a nuestro descanso”,
ha indicado.

   No obstante A pesar de esto, como concluye el estudio, casi dos
tercios de la población de Extremadura (72,34%) considera llevar una
vida saludable, combinando una alimentación equilibrada y ejercicio
físico.

   Estos datos se extraen de la Novena Edición del Panel Herbalife
sobre Hábitos de Vida Saludable de los Españoles, elaborado por el
instituto Sondea entre un total de 2.044 personas con el fin de conocer
mejor las prácticas cotidianas de la población, focalizando en la
alimentación, la práctica de deporte y en cómo las dificultades
económicas han cambiado estos hábitos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.