1.200 pacientes que padecen Insuficiencia Renal Crónica reciben tratamiento renal sustitutivo en Extremadura

Comparte en redes sociales

Unos 1.200 pacientes que padecen Insuficiencia Renal Crónica reciben tratamiento renal sustitutivo en Extremadura, según el informe técnico hecho público por la Consejería de Salud y Política Social con motivo del Día Nacional de la Enfermedad Renal Crónica, que se conmemora este domingo, 9 de marzo.

El número de pacientes que recibe este tipo de tratamiento ha
aumentado desde 2002, año en el que se registraron 857 casos, hasta los
1.163 contabilizados en el último informe, con datos cerrados a finales
de 2012. Cada año inician tratamiento renal sustitutivo unos 133
pacientes en la región, explica el Gobierno extremeño en una nota de
prensa.

   Esas cifras suponen una prevalencia (tasa de incidencia de la
enfermedad) de 1.050 casos por cada millón de habitantes, ligeramente
inferior a la tasa nacional situada en 1.092 casos por millón de
habitantes.

   De los 1.163 pacientes con tratamiento renal sustitutivo
contabilizados en Extremadura a finales de 2012, 706 (60,7 por ciento)
eran mujeres, y 457 hombres (39,3 por ciento).

TRASPLANTES

   Casi la mitad de ellos, un total de 517 (el 44,5 por ciento),
tienen trasplante de riñón, y el resto recibe tratamiento de diálisis.
Por término medio, los pacientes trasplantados llevan 8 años con el
nuevo riñón, aunque hay varios trasplantados desde hace 25 años e
incluso un paciente que lleva 33 años con el trasplante. Durante el año
2012 se realizaron 43 trasplantes renales en Extremadura, 35 de ellos en
el Hospital Infanta Cristina de Badajoz.

   La probabilidad de supervivencia de los pacientes con un
tratamiento de diálisis en Extremadura está casi cuatro puntos por
encima de la tasa de supervivencia de este tipo de pacientes en el
conjunto de Europa.

   En concreto, según las conclusiones de un estudio publicado por la
Asociación Europea de Diálisis y Trasplante Renal, la probabilidad de
supervivencia a los dos años de iniciar un tratamiento de diálisis en
Extremadura es del 73,6 por ciento, mientras que la media europea está
en el 69,9 por ciento.

   En opinión del subdirector de Epidemiología del Servicio Extremeño
de Salud, Julián Mauro Ramos, este dato es el reflejo de una buena
calidad en la asistencia a este tipo de pacientes en esta región, ya que
en el resultado de una terapia de diálisis son “fundamentales” factores
como el ajuste del tratamiento a las condiciones del paciente y el
“continuo control médico”.

   Según el mismo estudio, también tienen mejor tasa de supervivencia
a los dos años los enfermos que han recibido un trasplante de riñón en
Extremadura (73,7 por ciento) que los del conjunto de Europa (72 por
ciento).

   La Insuficiencia Renal Crónica es una pérdida progresiva e
irreversible de la función renal, que consiste en la eliminación de
ciertas sustancias (urea, creatinina) que se generan en el organismo
como consecuencia del metabolismo, y que si se acumulan resultan
tóxicas.

   Los enfermos con riñones que son funcionalmente insuficientes
necesitan de algún sistema de depuración de la sangre alternativo, y de
forma general la mejor manera de sustituir la función de un riñón dañado
es mediante un trasplante renal.

   Pero no todos los pacientes con fallo renal pueden ser
trasplantados, bien por edad avanzada o por existencia de otras
patologías asociadas, lo que obliga a utilizar otro tipo de tratamiento
conocido como diálisis, un proceso mediante el cual se depura la sangre
con la ayuda de un equipo externo.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.