MALTRATADORES Y PSICÓPATAS

Comparte en redes sociales

Asistimos de continuo al tremendo zarpazo de las noticias sobre
violencia en general y, por lo que ahora quiero comentar, a violencia doméstica
en particular. Se concreta fundamentalmente en
violencia de género, aunque es extensible  a todo el contexto familiar y círculos
sociales próximos
.

 

Detrás de los autores de este atropello puede haber todo tipo de
patología conductual, a veces difícilmente previsible, pero en muy alto porcentaje se trata de personalidades
psicopáticas
, es decir con trastorno antisocial de la personalidad, en sus
más variados grados, algunos casi imperceptibles.

 

Lo importante, entonces, es poseer
mecanismos para reconocerlos
ante de introducirlos en nuestros círculos, y
muy especialmente antes de entablar una relación sentimental, porque estamos
ante sujetos con una anomalía cerebral
prácticamente incorregible
.

 

Durante cuarenta años he tratado, como profesional de la educación,
con niños, jóvenes y sus familiares adultos, y he podido observar, estudiar,
muchas conductas marcadas por esta problemática, que desde las relaciones
familiares derivaban a dificultades escolares. Y he asistido, con bastante
impotencia, a las relaciones de pareja de alumnos/as adolescentes, donde uno de
los sujetos tenía detectables síntomas de psicopatía, que con el tiempo se
manifestaron con gravedad.

 

¿Qué hacer
como padres, como educadores, como amigos, para evitar que alguien quede
atrapado en una relación con un psicópata?

 

Primero, darle las claves para reconocerlo. No estaría mal echar un
vistazo a estos enlaces:

 

http://www.sapientialibreria.com/files/PCLR_Modo_de_compatibilidad_.pdf
http://es.sott.net/article/4480-Que-es-un-psicopata-
http://es.sott.net/article/8406-Un-psicopata-en-casa-8-caracteristicas

 

Pero, de entrada, tener en cuenta que un psicópata no es un loco que
va dando voces por ahí y agrediendo a la gente sin contemplaciones; osco y
antipático, impulsivo y zafio. El
psicópata es fundamentalmente un gran seductor, dotado de extraordinaria
facilidad de palabra, sereno e inalterable en su actuación, con una capacidad
enorme para manipular situaciones, generalmente bastante inteligente y
desenvuelto
. De ahí que de primera pueda atraernos muy positivamente.

 

Ahora bien, junto a esos rasgos “positivos”, enseguida surgen otros
que podemos detectar a poco que entablemos relación: mentiroso compulsivo, incapaz de reconocer sus embustes; magistral victimista
en caso de que se les acuse de algo; frío en sus razonamientos defensivos por
muy disparatados que fuesen; parasitario en la asunción de tareas y trabajo
productivo; de altísima autoestima; prepotente; inestable en gustos y afectos;
superficial, frívolo
.

 

Profundizando un poco, surgen sus rasgos más antisociales: no siente ninguna empatía, jamás se “colocará”
en el lugar de los demás para entender sus sentimientos, que no les afectarán
en absoluto; experimenta placer en embaucar, tergiversar, manipular y sojuzgar
a los demás; no siente remordimientos por su actuación, aún siendo ésta cruel y
reiterada; es incapaz de compasión alguna; no ceja en su obsesión persecutoria,
ante la frustración, sin reparar en medios y métodos.

 

¿Qué hacer, entonces, ante un sujeto en el que detectamos estas
características?: cuanto antes,
evitarlo, alejarse de él, cortar todo tipo de relaciones
(que a medida que
te atrapen en su tela de araña será más dificultoso).

 

De ahí que ahora, cuando acabamos de celebrar el Día de la Mujer y se
plantean tantas problemáticas de las que son víctimas, debamos reiterar ésta
que es una de las lacras que más les afecta. Y recordar que en los centros educativos, como una materia
prioritaria de aprendizaje, hay que introducir la del reconocimiento de estas
conductas terribles
, que llevan al acoso sistemático, a la tortura dilatada
a lo largo de muchos años de vida de pareja, al sinvivir e incluso hasta la
muerte.

 

http://moisescayetanorosado.blogspot.com


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.