La mitad de los extremeños se encuentra insatisfecha con la telefonía y los suministros

Comparte en redes sociales

El II Barómetro de Satisfacción del Consumidor realizado por la Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) se ha basado en los resultados de 1.205 encuestas personales realizadas a pie de calle, en el que la primera conclusión es que “más de la mitad” de los ciudadanos ha tenido algún problema con empresas de telecomunicaciones o de servicios de suministros de luz, agua o gas.

[Img #34621]El 53 por ciento de los encuestados manifiesta haber
tenido incidencias en los suministros de su hogar, y el 50 por ciento en
sus servicios de telefonía, porcentajes muy similares a los obtenidos
en 2013.

   En nota de prensa, la Unión de Consumidores de Extremadura ha
indicado que el sector energético, fundamentalmente el eléctrico, “sigue
dando muchos quebraderos de cabeza”. De hecho, tres de cada cuatro
extremeños creen que la liberalización no ha traído “ningún beneficio”
para el consumidor.

SUMINISTROS BÁSICOS

    De esta manera, el 58 por ciento manifiesta no estar satisfecho
con los suministros básicos (3 puntos más que en 2013), lo que convierte
a este sector en el que mayor insatisfacción provoca.

   Además, dentro de este sector, el mayor volumen de disconformidad
lo   presenta el suministro eléctrico, con un 69 por ciento.  Las
principales quejas vienen provocadas por los precios (50 por ciento),
las facturación (33 por ciento) y los impuestos (30 por ciento).

   Por su parte, la banca se configura como uno de los sectores que
mayor número de reclamaciones tiene pero, paradójicamente, no suele
provocar descontento en sus clientes.

   Así, apenas el 24 por ciento de los extremeños tuvo algún problema
con su entidad; y solo el 9 por ciento considera que su grado de
satisfacción es “malo o muy malo”, lo que quiere decir, según UCE, que
“muchos ciudadanos tienen problemas con su entidad pero, a pesar de
ello, no están insatisfechos, probablemente, por estar resignados a que
tiene que ser así”.

   Eso sí, el problema mayoritario sigue siendo las comisiones que
aparecen “por sorpresa” o cuya cuantía se “multiplica”, superando en
cuatro puntos el resultado del año anterior (77 por ciento hoy, frente a
73 por ciento en 2013).

SEGUROS

   El 93 por ciento de los extremeños (seis puntos más que el año
pasado) declara tener contratado algún seguro, fundamentalmente de hogar
y vehículos. Además, el grado de satisfacción es muy alto (77 por
ciento satisfechos o muy satisfechos), pero disminuye con respecto al
año pasado (llegaba al 81 por ciento).

   En cuanto al lugar preferido para hacer las compras, casi el 70
por ciento de los extremeños elige un supermercado, aumentando de forma
destacada (4 puntos más, hasta alcanzar el 53 por ciento) quienes lo
hacen en tiendas de barrio.

   “Sin duda, una muy buena noticia para el pequeño comercio
extremeño, como lo es el hecho de que el 75 por ciento de los extremeños
creamos que el comercio de la región es excelente o bueno.
Evidentemente, eso no quiere decir que no haya nada que cambiar, y los
encuestados apuntan a los precios (55 por ciento) y a la oferta
comercial (33 por ciento) como los campos con mayor posibilidad de
mejora”, ha aseverado UCE.

   Por último, la asociación de consumidores ha preguntado a los
extremeños sobre si todos estos problemas e insatisfacciones han
generado reclamaciones, a lo que han respondido afirmativamente el 32
por ciento de ellos.

   Por edades, el sector “más exigente” con sus derechos son los
jóvenes de entre 18 y 45 años (35,5 por ciento) y el más permisivo, el
de los mayores de 65 años (18 por ciento).

   De quienes presentaron reclamaciones, el 59 por ciento prefirió
gestionarla por sí mismo. Pero si confían en un tercero para tramitarla,
un 48 por ciento (8 puntos más que en 2012) lo hace en una asociación
de consumidores.

   Por otro lado, la administración pública pone a disposición de los
ciudadanos distintos mecanismos que también son utilizados por los
ciudadanos, entre ellos hoja de reclamaciones (usada por el 16 por
ciento que no gestiona por sí solo la reclamación), Junta Arbitral de
Consumo (4 por ciento) y otras instancias como OMICs o el Consorcio (10
por ciento).

   Sea cual sea la vía de reclamación, lo cierto, según ha apuntado
UCE es que más de la mitad de ellas, el 61 por ciento, se resolvió
favorablemente para el ciudadano.

   En esta línea, la reclamaciones presentadas a través de
Asociaciones de Consumidores tienen resolución favorable para el
consumidor en un porcentaje del 82 por ciento, manteniéndose en los
niveles de 2013.

   En el resto de vías de reclamación destaca el aumento de las
resoluciones favorables en la Junta Arbitral de Consumo, que pasa del 54
por ciento en 2013 al 71 por ciento actual. Sin embargo, la gestión
propia solo alcanza el éxito en el 58 por ciento de las ocasiones.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.