Traspasar la barrera laboral, meta de las personas con síndrome de Down

Comparte en redes sociales

Blanca San Segundo es una joven de 22 años nacida en Valencia. Nació con síndrome de Down y es una de tantas que ha sabido plantarle cara a sus limitaciones. Con mucho esfuerzo ha conseguido estudiar Terapia Ocupacional en la Universidad San Vicente Mártir (Valencia). Allí compagina sus estudios con prácticas en una escuela. Son muchas las personas que sufren síndrome de Down en España (más de 34.000) y todas son diferentes, pero existe un punto común que las une: el afán de superación.

[Img #34963]Agustín Matías,
gerente de Down España, la única asociación que desarrolla proyectos a
nivel nacional, habla orgulloso del ejemplo que dan todos los jóvenes
con los que ha podido compartir multitud de experiencias.

Matías define a
Blanca como una persona “magnífica”. “Está ya en su segundo año de
carrera”, sostiene antes de añadir que la joven está aprobando de forma
“meritoria”. No son sus primeros estudios, sino que tras aprobar el
Bachillerato, estudió un grado superior en Integración Social, gracias
al cual ha podido comenzar sus prácticas en el Centro de Educación Infantil L’Alqueria. No sólo hace su trabajo con “máximas ganas e ilusión” sino que, además, puede poner en práctica todo lo que está aprendiendo en la universidad.

Este no es el único caso que, de alguna manera, ha marcado a Matías. “Hay muchísimos ejemplos de superación, hay chicos que han ganado campeonatos paralímpicos y otros que están trabajando”, ha asegurado Matías. Entre ellos, un joven leonés llamado Byron,
que ha aprobado todas los exámenes para, finalmente, sacarse el carnet
de conducir; o un grupo de jóvenes que hace año y medio se presentaron
en el Congreso de los Diputados para presentar sus reivindicaciones y
exigir su derecho a la igualdad.

Preparados para trabajar

“Cada
persona es diferente, pero su sustrato común es que cuentan con una
discapacidad cognitiva que supone muchas limitaciones”,
explica
el gerente de Down España. Sin embargo, las personas que tienen esta
discapacidad cuentan con muchas aptitudes para determinados empleos.
Matías explica que determinados “perfiles profesionales de tipo rutinario” son a los que más se adaptan los jóvenes con este tipo de discapacidad.

Trabajar en atención telefónica, reponer material o hacer fotocopias
son prácticas repetitivas a las que los jóvenes se adaptan de forma
espectacular. “Por eso hay muchas personas en supermercados, tanto en
atención al público como en almacén”, explica. Sin embargo, “la discapacidad comienza a notarse” en otro tipo de actividades con más complicaciones como las gestiones matemáticas. “Casi ninguno de ellos estará en una caja registradora”, explica Matías.

No obstante, la
creatividad sí forma parte de esas aptitudes que tan bien han sabido
desarrollar. “Hay un grupo de jóvenes que trabaja en un gabinete de
comunicación y que hacen grandes aportaciones al diseño creativo”,
explica Matías. Además, todo esto, en “condiciones de igualdad”, una de
las principales reivindicaciones del colectivo.

La organización que
dirige Matías, Down España, ha querido celebrar este año el día Mundial
del síndrome de Down, este viernes 21 de marzo, con un macroevento en
el centro de Madrid cuyo programa de actividades incluye la proyección del primer lipdub protagonizado por personas con síndrome de Down.

Esta asociación lleva 23 años desarrollando programas con el objetivo de asegurar la autonomía a todas las personas con síndrome de Down
durante el resto de sus vidas. Desde la atención temprana durante los
primeros años hasta la edad adulta, Down España desarrolla sistemas de
apoyo en diferentes entornos, incluidos el de la salud y el bienestar, las dos cuestiones principales a las que se les dedica la jornada de este año.

La igualdad de
todas las personas con este tipo de discapacidad es una reivindicación
no sólo de la asociación de Matías, sino de toda la comunidad
internacional. En esta dirección se ha pronunciado el secretario general
de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, en la víspera de la jornada en conmemoración de unas personas que son “con demasiada frecuencia, objeto de estigmatización, discriminación y exclusión”.

Tamara Fariño


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.