Crónica de una moción anunciada

Comparte en redes sociales

…Y en esto que llegó D. Guillermo, hizo la gracieta, se cargó el Debate y fue noticia nacional y como no, trending topic, a la sazón.

[Img #35832]

Estaba el debate sobre el estado de la región extremeña en
el segundo turno de intervención del jefe de la oposición, el socialista y ex
presidente Fernández Vara, cuando éste le espetó al actual presidente algo así
como que si no quiere llegar a los acuerdos que le he  ofrecido, y dado como está Extremadura, en
cuanto acabe el debate presentaré una moción contra usted. Monago no salía de
sí mismo, Escobar observaba  por encima
de su gafillas a Casco y Nogales sin perder la visual del hemiciclo, Beneyto
miraba a Avila atónito , los diputados populares se restregaban los ojos y limpiaban los oídos y la bancada socialista que estaba al tanto del asunto,
se puso a aplaudir de pie a su líder. La reacción del verso suelto de los
populares no se hizo esperar. Salió al estrado y con una retahíla de acusaciones
a Vara, que en las crónicas de DEx que ha escrito Angel Briz en su debut como
cronista parlamentario  están con
claridad meridiana, llegó incluso a casi el éxtasis ante el guante echado por
su oponente. Nos dio la impresión que cuando el presidente popular quiso
abandonar el estrado hasta dudó de por donde hacerlo.

Mientras hablaba Escobar –
IU- en su turno, Monago se dedicó a darle vueltas en su cabeza al embrollo en el que Vara
había convertido el debate, que se cargó de un plumazo en una jugada meditada, desde
 una  estrategia preparada dos semanas antes por la
Dirección regional del partido,  con el
consentimiento de Ferraz, por supuesto. Mientras José Félix Herrera nos pasaba la
copia de la moción que Valentín Cortés presentaría a las once y media en punto
en el registro de la Asamblea, Monago le dijo a su lugarteniente Manzano, a la
sazón presidente del parlamento extremeño, que a ver si se podía hacer un
receso entre otras cosas no solo para dar rienda suelta a sus necesidades fisiológicas,
no era para menos, sino para “ hacer reunión” que dicen en la Argentina, con su
staff de Redondo and company  y asociados
y a ver qué pasaba entonces con tamaño órdago.

En los pasillos camino de Salón de los pasos perdidos, , Beneyto, PREx-CREx se
desmarcaba por la tangente hablando con los periodistas de momentos  inoportunos en cuanto a la presentación de la
moción, alegando que cuando ellos propusieron tal guisa no se les hizo puñetero caso ni
por los socialistas ni los comunistas, y a su vez Escobar, que seguía atónito,
nos decía que jamás habían hablado con Vara  en lo que va de legislatura de tal y
previsible moción de censura a Monago y su equipo –  en su día Vara ya dijo que
si consideraban que Extremadura iba mal lo harían –  y que ni sí ni no ni todo lo
contrario, que a ver qué se iba a decidir ahora, a ver que  le iba a decir Cayo Lara, a ver qué opinaba  el Consejo Político de IU, no vinculante pero  en fin, a ver, a ver,  a ver que será abstención segura, es lo que
acostumbra tal coalición, y los  regionalistas,
por mucho que diga D Estanislao, su jefe, será que no, porque quieren jugar a
caballo ganador, y el Sr Vara habrá cumplido con el trámite, habrá tenido la oportunidad
de sin tiempo límite exponer un programa de gobierno alternativo que tiene preparado
in hilo tempo, y entretener al personal con sus cuitas, arropado por su incondicionales,
porque parece ser que aunque hay alguna que otra discrepancia, los románticos
son así, todos a una y a apoyar al jefe manque pierda..

 

El hecho es que Extremadura no está ni para bromas ni para
alharacas y una moción de censura es un asunto muy serio como para enredar,
despreciarlo o no darle  la importancia
que aglutina y exhala. Ya mismo, el catorce de mayo próximo será la cita de D.
Guillermo Fernández Vara con la historia, de nuevo. Se nos dice que todo está
preparado tanto para la derrota como para la victoria, y mientras D. José
Antonio Monago Terraza, que se las prometía muy felices en el debate sobre el
estado de la región extremeña, casi después de haber hablado de chupones en las
matas, de recordarnos de nuevo el nuevo invento como es Agrotech, de la inefable  innovación, del consabido  déficit , de las halagüeñas cifras del paro,
de favorecer a los LGTB, de primar a Cáceres y a los regantes con lo que venga
de la deuda histórica,  y hasta casi del  siglo XXII,  se ha encontrado con un buen tomate que comer,
y al menos  de momento compuesto y
descolocado.

Los estrategas de Redondo and company y asociados tienen ahora la
palabra para contrarrestar la provocación en forma de moción de censura,  en una tierra a la que algunos piensan que solo
le faltaba a estas alturas de la película que el guión se torciera no sabemos
si para salir disparados hacia la Nueva Extremadura o para que la tortilla dé
la vuelta y veamos si cuaja o no cuaja, que en tierras de tanto campo y muchos huevos, todo
está por ver aún. Y lo que nos queda.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.