Digital Extremadura

Alumnos de la Escuela de Danza de Plasencia representan la obra del pintor Hilario Bravo en una exposición de fotografía

Comparte en redes sociales

El Complejo Cultural ‘Santa María’ de Plasencia, dependiente de la Diputación de Cáceres, acoge la exposición ‘La Danza’ del pintor cacereño Hilario Bravo, organizada con motivo de la celebración del Día Internacional de la Danza, y que recoge una colección de pinturas, dibujos y collages en los que aparecen representados varios bailarines en distintas posturas de danza.

Esta
obra, que Hilario Bravo presentó el pasado año 2012 en Cáceres, se expone
acompañada por un proyecto fotográfico en el que alumnos de la Escuela de Danza
placentina de la Diputación de Cáceres han sido retratados imitando las
pinturas de Bravo.

 

En
esta iniciativa, además de los bailarines del centro de danza, han participado
la profesora de la Escuela, Victoria López; el fotógrafo Luis Fernando
Domínguez así como los profesionales Ana María Rodríguez y Francisco Alviz,
encargados de la edición y el retoque de las imágenes.

 

La
exposición ‘La Danza’ podrá visitarse en el claustro del Complejo Cultural
‘Santa María’ de Plasencia hasta el 10 de junio en horario de lunes a viernes
de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas.

 

Hilario
Bravo nació en Cáceres en 1955. Por razones familiares el pintor pasó su
infancia y los años de su adolescencia en San Sebastián, donde los círculos
artísticos le influyeron en su modo de comprender el arte, aunque siempre fue
un pintor autodidacta que prefirió afrontar individualmente la actividad
artística y plástica.

 

En
1985, viaja a Europa, a Alemania. Serán algunos rasgos culturales y artísticos
de este país los que provoquen un impacto enorme en el espíritu creador del
artista. Hilario quedó impresionado por los apuntes de los grabadores alemanes
y por la actitud rebelde e irracionalista del grupo expresionista Die Brücke
(Heckel, Kirchner, Nolde) así como por la estética de lo irónico y lo crítico
de algunos artistas de la corriente Nueva Objetividad (George Grosz y Otto Dix).

 

En
el año 1989 estableció su residencia y su estudio en Montánchez, trasladándose
después, en 1992, a un lugar tan silencioso, evocador e inspirador como el
casco antiguo de Cáceres.

 

Desde
el año 2002 reside y trabaja en Madrid, lugar que se constituye para él como
territorio de comunicación y entrecruzamiento de caudales estéticos.

 

Hilario
Bravo puede definirse como un artista siempre inserto en nuevas búsquedas
plásticas, lejano del mundo encorsetado de las academias. Su vida como pintor
oscila siempre entre la reflexión y la acción. Este carácter le llevo a
conseguir la beca de Mojácar en Almería y la beca para ser pensionado de la
Academia Española en Roma.

 

Ha
participado en numerosas exposiciones de carácter local y regional, así como en
otras internacionales como la Feria Arco en 1990, u otras en Sevilla, Valencia,
Barcelona, Lisboa y México. Además, en su faceta como grabador, obtuvo el VI
Premio Nacional de Grabado Museo Español del Grabado Contemporáneo de Marbella
(1999), con su obra ‘Escalera Interior’.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta