DIGNA BARATARIA ALIADA CON UN CORNUDO APALEADO Y CONTENTO

Comparte en redes sociales

La Compañía Teatro de papel Producciones, dirigida por el experto Claudio Martín, puso en escena la veterana y exigua pieza cervantina, en versión de Casona, BARATARIA, SANCHO GOBERNADOR, que entretuvo discretamente al personal.

[Img #37172]

 

Empezó la función con un bien resuelto manteo a Sancho, cuyos manteadores se tornaron enseguida en cortesanos de la Condesa Trifaldi , la elegante Lola Fernández  y su marido (un vociferante Julio Galindo),  con una adecuada caracterización en ambos; nada más empezar la burla de los quijotescos condes, que quedan muy burlados, dada la gran sagacidad demostrada por el juez y gobernador Sancho, al resolver muy sensatamente los problemas que habían preparado, que no se ajustaban del todo al relato cervantino; y de resultas, los acusadores quedan como acusados y despedidos, ya que Sancho recuerda los consejos con que le adoctrinó su genial  amo don Quijote como éste: “Si la vara de la justicia se ha de inclinar que sea en aras de la misericordia”: el público reía bastante las sentencias y ocurrencias de un Sancho Panza, muy bien interpretado por Juan Antonio Lara. Después quedó al pairo su proverbial glotonería al prohibirle el doctor de los duques los ricos manjares que le enseñaban, con bastante enfado del nuevo gobernador.

 

         Y, aunque podía y quizá debía quedar ahí la puesta en escena, pero al parecerle de corta duración, lo empalmaron un tanto forzadamente con otro cuento dramatizado por el propio Casona en su  famoso Retablo Jovial, y basado en un cuento del Decamerón de Boccacio, El cornudo apaleado y contento, pero que muy poco tenía que ver con Barataria, pese a una aparición fugaz de Sancho, al medio y al final. Esta segunda parte careció de la gracia de la primera obra, quizá por el mayor ritmo conferido y por algunos fallos interpretativos del marido Micer Egano -Julio Galindo, aunque mejoró la interpretación de Anichino, el acusado de Barataria.

 

          De todas formas, un buen montaje en el que destacó el buen vestuario de época, así como el buen uso de la luminotecnia y de la música, por tanto de la dirección escénica, pese al error dramatúrgico apuntado. Enhorabuena a este buen grupo de teatro extremeño  Teatro de papel.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.