CCOO insiste en el cambio de política para que se cree empleo estable y no estacional

Comparte en redes sociales

CCOO ha calificado de esperanzadores y positivos los datos de la EPA, aunque ha insistido en que hay que poner en marcha políticas de estímulo y de inversión concertadas con los agentes sociales, porque el empleo creado es básicamente precario y estacional.

Desde el sindicato han indicado que seguirán trabajando desde la movilización y las propuestas para consolidar esta tendencia de reducción del paro, que sigue siendo el principal problema de la población extremeña, y por eso valora que éste haya disminuido, por la gran necesidad que tiene la gente de encontrar un puesto de trabajo.

 

En todo caso, añade, hay que tener en cuenta que el segundo trimestre es un periodo tradicional de buen comportamiento del mercado de trabajo y que los buenos datos de este año están empañados por la altísima temporalidad y parcialidad de los contratos firmados.

 

La población asalariada temporal ha aumentado en este trimestre en un 21,8 por ciento frente al 0,05 por ciento de la indefinida y habrá que esperar al final de las campañas agrícolas y del verano para saber realmente cuánto del empleo creado es coyuntural.

 

Resolver este problema será una cuestión prioritaria para CCOO en el marco del diálogo social, atendiendo principalmente también a dar respuesta al aumento del número de personas con paro de larga duración y a la elevadísima tasa de paro juvenil.

 

AUMENTO DE LA OCUPACION

 

La EPA del segundo trimestre del año refleja que Extremadura la ocupación habría crecido en 15 mil personas respecto al trimestre anterior, un 4,42 por ciento intertrimestral frente al 2,37 de la media española. Se trata de la mayor subida de todas las comunidades autónomas después de Baleares con un 19,9 por ciento.

 

El desempleo bajó en 13 mil personas, un -8,07 por ciento frente al -5,23 de la media española. Además hay que valorar que la población activa, en esta ocasión, con un incremento de 2 mil personas ha sido absorbida en su totalidad por la ocupación.

 

Sin embargo, hay que ser cautos con esta tendencia en la actividad ya que los datos interanuales muestran aún una evolución con signo negativo en los datos de población activa. En concreto, casi trece mil personas habrían dejado de estar activamente buscando empleo respecto al mismo trimestre del año 2013, una caída del 2,5 por ciento.

 

Esta tendencia a medio plazo en la actividad muestra que el mercado de trabajo extremeño sigue expulsando población, incluso a un ritmo superior a la media nacional que ha sido del 1 por ciento interanual y sigue mostrando este singo de debilidad.

 

A pesar de la buena evolución del desempleo en el último trimestre, si se desagregan los datos de paro en función del tiempo de búsqueda de empleo, observamos que aumenta el porcentaje hasta un 43 por ciento  de las personas que llevan más de dos años buscando un empleo.

 

En total, hablamos que en Extremadura 63.500 personas llevan más de dos años en situación de desempleo, cinco veces más que antes de comenzar la crisis.

 

ANALISIS

 

El número de personas ocupadas se sitúa en Extremadura en 354.200, de las cuales 206.900 son hombres y 147.300 mujeres.

 

En el segundo trimestre de este año el empleo se incrementó en Extremadura en 15.000 personas, el 4,42 por ciento en valores relativos. Esta tasa de variación ha sido superior a la registrada en la media española del 2,37 por ciento.

 

Junto a este incremento de la ocupación se produce un aumento de la población activa que conviene valorar adecuadamente. En concreto, 2 mil personas se incorporaron a buscar activamente un empleo.

 

En términos porcentuales representa una tasa del 0,40 por ciento, en línea con el dato nacional y aunque es una variación muy leve debe considerarse como una mayor presión sobre el mercado de trabajo contrario al signo experimentado en otros periodos donde era habitual el descenso de esta capa de población.

 

Así la tasa de actividad en Extremadura pasa del 54,57 por ciento al 54,83, y sigue situada por debajo de la media española (59,63 por ciento).

 

Los datos de ocupación por sectores en la región muestran un hecho significativo ya que del total de 15.000 personas que encontraron un empleo en el segundo trimestre del año 8.800 fue en el sector agrario y 5.500 en la construcción.

 

Como consecuencia de esta distribución sectorial del empleo nos encontramos que el incremento de la población asalariada temporal ha sido exponencial: la población asalariada temporal se incrementó en el último trimestre en un 21,8 por ciento frente al 0,05 por ciento de la indefinida. Así la tasa de temporalidad subió en algo más de cuatro puntos en un solo trimestre, del 29,7 al 34 por ciento.

 

La desagregación por sexo también revela la fuerte segregación sectorial al incrementarse la ocupación masculina en 12.600 personas y la de mujeres en sólo 2.400.

 

Por otro lado, el desempleo se situó en el segundo trimestre en 147.700 personas, 13.000 menos que el trimestre anterior, el -8,07 por ciento. Las mujeres desempleadas alcanzan la cifra de 70.600 y los hombres 77.100.

 

La tasa de paro en Extremadura se sitúa en el 29,43 por ciento, bajando de la barrera del 30 por ciento, hecho que no ocurría desde el cuarto trimestre del 2011. Por sexo, los hombres se sitúan en una tasa de paro del 27,17 por ciento y las mujeres del 32,42 por ciento.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.