El Plan Integral de Diabetes 2014-2018 marcará las actuaciones sobre esta enfermedad

Comparte en redes sociales

Extremadura cuenta con un Plan Integral de Diabetes de Extremadura 2014-2018, PIDIA, que marcará el rumbo y los objetivos de actuación contra esta enfermedad que, según ha indicado el consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón, es el paradigma de las enfermedades crónicas.

[Img #38030]Hernández Carrón, ha afirmado que la diabetes es una enfermedad con una prevalencia del 13,7 por ciento de la población en Extremadura, de la que un 3,1 por ciento no está diagnosticada y ha añadido que “es una enfermedad que crece a un ritmo acelerado y que tiene entre sus factores de riesgo el exceso de peso, el sedentarismo y la alimentación no equilibrada”.

 

Según el consejero, este plan “es un documento serio, riguroso y esperanzador, fruto del consenso y del acuerdo al que hemos llegado un equipo multidisciplinar de personas representativas de todos los estamentos implicados como son la Universidad de Extremadura, las sociedades científicas, los colegios profesionales, las asociaciones de consumidores, los sindicatos, las diputaciones y la Federación de Diabéticos de Extremadura, entre otros colectivos”.

 

Ha explicado que en total 60 profesionales y técnicos en la materia, divididos en tres grupos, han participado en la elaboración de este documento, que se puede definir como un plan ambicioso, dinámico, abierto y sensible a todos los cambios y nuevas necesidades que pudieran surgir como consecuencia de su evaluación anual.

 

El plan, que aglutina un total de 12 objetivos y 71 líneas de actuación, se divide en 3 áreas de intervención que son la promoción de estilos de vida saludable y prevención de la diabetes; la asistencia sanitaria a personas con diabetes; y los instrumentos de apoyo, coordinación y seguimiento.

 

LÍNEAS DE ACTUACIÓN

 

El consejero ha destacado algunas de las principales líneas de actuación del plan por su novedad. En este sentido, se ha referido a la colaboración que se va a establecer con los Colegios Oficiales de Farmacéuticos para la puesta en marcha, en las oficinas de farmacia, de campañas de detección de personas con alto riesgo de padecer diabetes tipo 2 mediante el Test de Findrisc.

 

Otra de las novedades es la creación de una consulta de alta resolución en diabetes por los servicios hospitalarios de Endocrinología y Nutrición. Las visitas por parte de los diabéticos a los especialistas son variadas y continuas por ser una enfermedad que afecta a casi todos los órganos del cuerpo y se ven implicados especialistas como el endocrinólogo, el cardiólogo, el oftalmólogo, el nefrólogo o la enfermera diabetológica.

 

El consejero ha indicado que “con estas consultas de alta resolución se agruparán todas las consultas médicas y de enfermería en un solo día, incluyendo también las pruebas diagnósticas. Ahorraremos tiempo, ahorraremos costes y, al mismo tiempo, ofreceremos una mayor comodidad y satisfacción al paciente” y ha dicho que la previsión es iniciar esta consulta con un proceso piloto con diabéticos insulinodependientes tipo 1, es decir, con los niños y adolescentes.

 

Entre las numerosas líneas de actuación, Hernández Carrón ha resaltado la puesta en marcha de un estudio de necesidad y viabilidad de atención al diabético en el modelo asistencial de hospital de día “que se dirigiría a pacientes que, bajo la supervisión o indicación de un médico especialista,  deben ser sometidos a diagnósticos o tratamientos que requieran unas horas de atención continuada médica o de enfermería, pero no el internamiento hospitalario.

 

Ha afirmado que estaría ubicado en el mismo módulo que las Consultas de Endocrinología y estaría concebido como un dispositivo de alta resolución, coordinado con el resto de unidades asistenciales hospitalarias y los centros de atención primaria, “y atendería a pacientes de forma programada desde Atención Primaria y a demanda con derivación de los Servicios de Urgencias y Servicio de Endocrinología.

 

El director general de Planificación, Calidad y Consumo, Manuel Granado, ha asegurado que la diabetes sigue siendo un problema de salud pública en Extremadura y el objetivo de este plan es frenar la incidencia de esta dolencia y mejorar la calidad de vida de los enfermos diabéticos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.