Pipirranejo con lomos de caballa

Comparte en redes sociales

Una manera distinta de comer la famosa ensalada manchega, pipirrana, la cual se elabora en distintas comunidades pero cada una con su receta particular. Con esta receta tendréis el sabor de la pipirrana pero con la textura del salmorejo casero cordobés.

 
[Img #38477]

Una receta ideal para el verano, la cual podréis preparar con anticipación y conservar un par de días o tres en la nevera sin miedo a que se os ponga mala. Plato saludable gracias a la gran cantidad de antioxidantes que nos aporta el tomate, además de ser una fuente de vitaminas y minerales.
 

 

INGREDIENTES [30 minutos – 4 personas]:

 

  • Tomates maduros1 kilogramo
  • Cebolla200 gramos
  • Pimiento verde100 gramos
  • Aceitunas verdes sin huevos100 gramos
  • Aceitunas negras sin hueso50 gramos
  • Pan duro250 gramos
  • Huevos1 unidad
  • Caballa en aceite de oliva200 gramos
  • Aceite de oliva virgen extra2 decilitros
  • Vinagre de vino blanco0,5 decilitros
  • SalAl punto

 

ELABORACIÓN DE LA RECETA

 

Comenzamos nuestra receta lavando bien las verduras. Una vez lavadas, cortamos los tomates en cuartos, la cebolla en juliana, el pimiento verde en trozos pequeños y añadimos estas tres verduras a un bol.

Cortamos las aceitunas verdes en mitades e incorporamos a nuestra preparación. Añadimos la mitad del aceite y el vinagre y removemos bien. Remojamos el pan en agua y escurrimos, añadimos el pan junto con las verduras.

Dejamos reposar 15 minutos.

Mientras reposa pondremos agua a fuego fuerte, cuando comience a hervir introducimos el huevo y esperamos 11 minutos para dejarlo cocido. Sacamos del agua y ponemos en un vaso con agua fría (para pararle la cocción).

Pasados los 15 minutos de reposa añadimos nuestra preparación en el vaso de la licuadora, y licuamos. Mientras vamos licuando añadimos el resto del aceite a poquitos para que nos vaya ligando el pipirranejo. Ponemos a punto de sal. Pasamos por un colador fino y reservamos en una jarra en la nevera.

Una vez tengamos el pipirranejo bien frio, servimos en platos hondos, colocamos los lomos de caballa, las aceitunas negras y verdes partidas por la mitad. La yema de huevo entero y la clara en rodajas.

Si  queréis para darle más vistosidad y sabor al plato, podéis licuar parte de las aceitunas negras con un poco de aceite hasta que os quede una especie de crema de aceituna negra e incorporar a vuestro plato.

 

 

ANOTACIONES Y CONSEJOS

Esta receta admite variaciones con las cuales podréis variar. En caso de no tener caballa podréis ponerle atún, ventresca, etc. O incluso no podéis ponérsela.

Un truco para esta receta que también os servirá para el salmorejo cordobés tradicional es en el momento de licuar la preparación añadirle la yema de un huevo, esto hará que la receta quede más ligada y con una textura de lo más agradable al paladar.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.